Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las larvas de triquina se introducen en el tejido muscular en vez de quedarse en el intestino, como es el caso de otras infecciones por nematodos. Por ello, los análisis de heces no suelen indicar la presencia del parásito. El diagnóstico inicial se basa en los signos y síntomas clásicos: hinchazón alrededor de los ojos, inflamación muscular y fiebre.

Para confirmar el diagnóstico, el médico puede utilizar estas pruebas:

  • Análisis de sangre. Es posible que el médico tome una muestra de sangre y la analice en busca de signos que indiquen la presencia de triquinosis, que es un aumento en la cantidad de glóbulos blancos de cierto tipo (eosinófilos) o la formación de anticuerpos contra el parásito después de varias semanas.
  • Biopsia muscular. Aunque el análisis de sangre suele ser suficiente para establecer un diagnóstico, es posible que el médico también recomiende una biopsia del músculo. Se extrae un pequeño trozo del músculo y se examina con un microscopio en busca de larvas de triquina.
April 02, 2015