El síndrome de extravasación capilar sistémica es un trastorno poco frecuente que se caracteriza por exacerbaciones recurrentes de grandes filtraciones de plasma y otros componentes sanguíneos desde los vasos sanguíneos hasta las cavidades del cuerpo y los músculos cercanos. Esto produce hinchazón. Los síntomas se ocasionan por un aumento repentino y sin causa aparente de la filtración de las paredes de los pequeños vasos sanguíneos (capilares). Si no se tratan, los grandes movimientos de líquido producen un brusco descenso de la presión arterial que puede ocasionar insuficiencia orgánica y la muerte.

Este trastorno también se llama enfermedad de Clarkson.

Acerca del síndrome

El síndrome de extravasación capilar sistémica puede desencadenarse por una infección de las vías respiratorias superiores. Algunos de los signos y síntomas del síndrome de extravasación capilar sistémica son los siguientes:

  • Hinchazón repentina (edema) de los brazos, las piernas y otras partes del cuerpo
  • Descenso rápido de la presión arterial
  • Choque
  • Aturdimiento
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Náuseas

Puede acumularse líquido alrededor del corazón, los pulmones y los tejidos blandos, lo que genera una situación que puede poner en riesgo la vida. Puedes desmayarte debido a un descenso rápido de la presión arterial causada por la filtración de líquido. El médico probablemente te pedirá que te realices análisis de sangre y orina, los cuales ayudarán a determinar el diagnóstico. Estos análisis pueden revelar lo siguiente:

  • Un aumento de la concentración de glóbulos rojos debido a la filtración de plasma
  • Una menor concentración de una proteína llamada albúmina
  • La presencia de un tipo específico de proteína llamada proteína monoclonal

Nadie sabe exactamente qué causa este trastorno. No parece ser hereditario. Un estudio informa que la causa de este trastorno son las sustancias químicas presentes en el cuerpo que dañan o separan temporalmente las células que recubren las paredes capilares. Esta separación hace que las paredes sufran filtraciones.

Con tratamiento, es posible que puedas controlar el trastorno y evitar los ataques durante largos períodos. Si tienes una forma a largo plazo (crónica) del trastorno, es posible que tengas edema persistente y que se acumule líquido en las cavidades del cuerpo sin que se presenten las exacerbaciones repentinas típicas de otros tipos de síndrome de extravasación capilar sistémica.

Nov. 26, 2014