Técnicamente, el término «influenza porcina» se refiere a la influenza de los cerdos. En ocasiones, los cerdos transmiten los virus de la influenza a las personas, principalmente a los agricultores y veterinarios de cerdos. Con menos frecuencia, algunas personas infectadas con la influenza porcina transmiten la infección a otras personas.

La infección respiratoria humana, causada por una cepa específica del virus de influenza H1N1 —conocida popularmente como influenza porcina—, se detectó por primera vez en la primavera de 2009. Unos pocos meses después de que se informaron los primeros casos de influenza porcina, las tasas de la enfermedad confirmada relacionada con el virus H1N1 aumentaron en gran parte del mundo. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud declaró que la infección era una pandemia mundial.

El carácter pandémico se declaró en agosto de 2010. Actualmente, el virus H1N1 todavía circula en los humanos como un virus de la influenza de temporada, y la protección contra esta cepa se incluyó en la vacuna contra la influenza de temporada correspondiente al período 2015-16. Otra cepa, la H3N2, apareció en humanos en 2011.

Aug. 13, 2015