¿Te vas de vacaciones a la playa y planeas una visita al salón de bronceado para conseguir un bronceado básico primero? Mala idea. Hay poca evidencia de que unas pocas sesiones de bronceado en interiores protejan la piel de las quemaduras por el sol. De hecho, la exposición repetida a la radiación ultravioleta (UV), ya sea en el salón de bronceado o por el sol, aumenta el riesgo de envejecimiento prematuro de la piel y cáncer de piel. La mejor manera de prevenir las quemaduras por el sol es evitar exponerse al sol entre las 10 a. m. y las 4 p. m., cubrirse y usar protector solar con generosidad y frecuencia.

July 11, 2020