Si tienes una torcedura de poca importancia, probablemente puedas tratarla en casa con descanso, hielo, compresión, y elevación. Descansa el área lesionada, pero no evites toda actividad. Ponte hielo en el área tan pronto como sea posible después de la lesión. Comprime el área con una venda o una venda elástica. Si es posible, eleva el miembro lesionado más arriba de tu corazón para limitar la inflamación. Cuando mejoren el dolor y la inflamación, empieza a usar el área lesionada con suavidad. Los medicamentos de venta libre para el dolor, como ibuprofeno y acetaminofeno, pueden ayudarte a controlar el dolor mientras te curas.

Jan. 29, 2016