Diagnóstico

Con frecuencia, el dolor en las espinillas se diagnostica según tu historia clínica y el resultado de un examen físico. En ciertos casos, una radiografía u otros estudios por imágenes pueden ayudar a identificar otras causas posibles del dolor, como una fractura por estrés.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, puedes tratar la periostitis tibial con medidas simples de cuidado personal:

  • Descanso. Evita actividades que causen dolor, hinchazón o molestia, pero no dejes de hacer actividad física por completo. Mientras te curas, prueba con ejercicios de bajo impacto, como nadar, andar en bicicleta o correr en el agua.
  • Hielo. Aplica bolsas de hielo en la espinilla afectada durante 15 a 20 minutos por vez, de cuatro a ocho veces al día, durante varios días. Para proteger tu piel, envuelve las bolsas de hielo con una toalla delgada.
  • Toma un analgésico de venta libre. Prueba con ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), naproxeno sódico (Aleve) o paracetamol (Tylenol, otros) para calmar el dolor.

Reanuda tus actividades habituales gradualmente, una vez que desaparezca el dolor.