Los signos y síntomas del síndrome del bebé sacudido comprenden:

  • Irritabilidad extrema
  • Dificultad para permanecer despierto
  • Problemas respiratorios
  • Alimentación deficiente
  • Temblores
  • Vómitos
  • Palidez o color azulado en la piel
  • Convulsiones
  • Parálisis
  • Coma

Otras lesiones que pueden no ser notadas inicialmente son el sangrado del cerebro y el ojo, el daño a la médula espinal y cuello y las fracturas de las costillas, el cráneo y los huesos. También es frecuente la evidencia de maltrato infantil previo.

En casos leves de síndrome del bebé sacudido, el niño puede verse normal después de ser sacudido, pero con el tiempo puede manifestar problemas de salud, aprendizaje o comportamiento.

Cuándo consultar al médico

Busca ayuda inmediatamente si sospechas que tu hijo puede haber sufrido lesiones al ser sacudido violentamente.

Comunícate con el médico de tu hijo o llévalo a la sala de urgencias más cercana. Recibir atención médica inmediata podría salvar la vida de tu hijo o prevenir problemas graves de salud.

Los profesionales del cuidado de la salud están obligados legalmente a informar a las autoridades estatales sobre todos los casos sospechados de maltrato infantil.

Oct. 18, 2014