He escuchado sobre la infección por coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio. ¿Qué es? ¿Debo hacer algo para protegerme?

Answers from James M. Steckelberg, M. D.

El síndrome respiratorio de Oriente Medio es una enfermedad respiratoria viral causada por un coronavirus —la misma familia de virus que provoca el resfriado común— llamado coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio.

El coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio se informó por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Desde entonces, se ha informado en otros países de Oriente Medio, África, Europa, Asia y los Estados Unidos. La mayoría de los casos fuera de Oriente Medio se informaron en personas que viajaron a ese destino recientemente.

El coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio causa, principalmente, fiebre, tos y dificultad para respirar. Otros síntomas incluyen náuseas, vómitos y diarrea. La neumonía es frecuente y, a veces, puede ocurrir daño en ciertos órganos, como los riñones. A veces, las personas infectadas no presentan síntomas.

El tratamiento del coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio apunta a aliviar los síntomas e incluye reposo, líquidos, analgésicos y, en los casos graves, oxigenoterapia.

Cerca del 36% de las personas con coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio fallecieron. El riesgo de tener la enfermedad grave aumenta si eres un adulto mayor o si tienes un sistema inmunitario debilitado o una enfermedad crónica, como diabetes o enfermedad pulmonar.

¿Qué puedes hacer?

A diferencia de la gripe o el resfriado común, el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio no parece transmitirse fácilmente entre las personas de la comunidad. En cambio, se propaga mayormente entre las personas que están en contacto cercano, por ejemplo, quienes comparten el hogar o brindan cuidados directos a una persona infectada.

Actualmente no existe una vacuna contra el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio. Sin embargo, al igual que con cualquier otro virus, puedes reducir el riesgo de infección con buenas prácticas de salud e higiene:

  • Lávate las manos vigorosamente con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos.
  • Cúbrete la nariz y la boca con un pañuelito descartable al toser o estornudar. Desecha los pañuelitos descartables a la basura de inmediato y luego lávate bien las manos.
  • Desinfecta a menudo las superficies de contacto, como los picaportes.
  • Evita tocarte la cara, la boca y la nariz con las manos si no te las lavaste.
  • No compartas vasos, utensilios ni otros elementos con personas enfermas.

¿Está bien viajar?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) y la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization) están monitoreando el virus atentamente. Actualmente, no recomiendan modificar los planes de viaje a Medio Oriente o a otros lugares donde se ha informado el virus.

Si has viajado a la península de Arabia o a un país limítrofe y tienes fiebre y síntomas de coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio en los 14 días posteriores a tu regreso, debes ver a tu médico y comentarle sobre tu viaje reciente.

Oct. 10, 2015