Aprende por qué son tan importantes las vacunas para las personas que padecen de artritis reumatoide.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La artritis reumatoide y los medicamentos usados para tratarla pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones. Las vacunas pueden ayudar a prevenir algunas infecciones.

Cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos del cuerpo, se produce una enfermedad autoinmunitaria como la artritis reumatoide. Aunque la artritis reumatoide afecta principalmente el tejido que reviste las articulaciones, también puede afectar los pulmones, el corazón, los riñones y los ojos.

Muchos medicamentos para la artritis reumatoide actúan inhibiendo el sistema inmunitario. Sin embargo, un efecto secundario indeseado de esta inhibición es un mayor riesgo de contraer una infección, en particular en los pulmones.

Los médicos recomiendan que las personas que tienen artritis reumatoide reciban la vacuna anual contra la influenza respiratoria, también conocida como «vacuna contra la influenza». La versión en aerosol nasal contiene el virus vivo, por lo que no es recomendable para las personas cuyo sistema inmunitario está debilitado.

El médico también puede recomendarte las vacunas contra la neumonía y contra el herpes zóster. A diferencia de la vacuna contra la neumonía, la vacuna contra el herpes zóster contiene el virus vivo, por ello no es recomendable para las personas que están tomando ciertos tipos de medicamentos para la artritis reumatoide.

Habla con el médico sobre qué vacunas pueden ser adecuadas para ti, y cuándo es el momento óptimo para aplicártelas durante el tratamiento.

July 04, 2014