Mantente en movimiento

No les des a tus articulaciones la oportunidad de ponerse rígidas: mantenlas en movimiento. Prueba estos consejos:

  • Cuando escribas o hagas trabajos manuales, afloja el agarre cada 10 a 15 minutos, o cuando sientas cansada la mano.
  • Si trabajas con una computadora, haz estiramiento de las manos y los pulgares durante 10 segundos cada hora, para aliviar esas articulaciones.
  • Cuando hagas viajes largos en automóvil, toma descansos cada una o dos horas para bajar del auto y estirarte.
  • Cuando viajes en avión, elige un asiento del lado del pasillo, para que puedas mover las piernas con más facilidad.
  • Cuando hagas tareas repetitivas, cambia tu posición corporal cada 20 a 40 minutos.

Planifica con anticipación

Organizar tus horarios y tareas puede ayudarte a eliminar los pasos que ejercen presión sobre las articulaciones. Intenta lo siguiente:

  • Mantén los suministros al alcance de la mano, entre el nivel de los ojos y el nivel de la cadera.
  • Elimina el desorden para ahorrar tiempo y energía a la hora de buscar los elementos que necesitas.
  • Evita apresurarte, ya que esto puede aumentar el estrés y el dolor.

Reduce el peso corporal excesivo

El peso excesivo hace presión en el cuerpo, especialmente en la región lumbar, las caderas, las rodillas y los tobillos. Adelgazar puede ayudarte a disminuir el dolor y a aumentar la energía.

March 21, 2015 See more In-depth