Tengo artritis reumatoide, y me siento cansado y agotado todo el tiempo. ¿Cómo puedo combatir esta fatiga y recuperar algo de mi energía?

Tu situación es muy frecuente. Las personas con artritis reumatoide pueden sentirse cansadas o agotadas incluso después de haber dormido toda la noche o cuando los síntomas son leves. En general, equilibrar las actividades diarias y hacer pausas frecuentes ayuda a evitar la fatiga. Además, abordar un solo problema específico que pueda contribuir a tu agotamiento ya puede marcar una gran diferencia.

Duerme bien

Una menor cantidad de horas de sueño profundo hará que te sientas más descansado que dormir más horas pero con interrupciones.

  • Controla el dolor nocturno. Si el dolor en las articulaciones te mantiene despierto, habla con el médico para que modifique los medicamentos y puedas controlar mejor el dolor durante la noche.
  • Establece una rutina. Acuéstate aproximadamente a la misma hora todas las noches. Tener un horario regular puede ayudarte a conciliar el sueño con más facilidad.
  • Crea un ambiente tranquilo. Usa cortinas opacas (blackout) o una mascarilla para los ojos y tapones para los oídos a fin de asegurarte de que tu habitación esté lo más oscura y tranquila posible.
  • Busca estar cómodo. Un colchón de espuma viscoelástica y almohadas que te sostengan de forma cómoda pueden reducir la probabilidad de que te despiertes durante la noche por dar vueltas y girar.

Controla la depresión

A menudo, la depresión causa fatiga y es frecuente en las personas con enfermedades inflamatorias dolorosas como la artritis reumatoide.

  • Si te inquieta la posibilidad de tener depresión, habla con el médico.
  • Algunos medicamentos utilizados para tratar la artritis, por ejemplo, la prednisona, pueden causar depresión como efecto secundario. Si te sientes decaído, pregúntale al médico si el medicamento puede ser la causa.
  • Muchos médicos recetan antidepresivos en bajas dosis como somníferos, incluso a las personas que no tienen diagnóstico de depresión.

Haz ejercicio de forma regular

Si tienes artritis, los ejercicios regulares de bajo impacto, como caminar, nadar o andar en bicicleta, pueden estimular la energía, combatir la fatiga y promover el sueño profundo.

  • El ejercicio reduce el dolor al aumentar la masa muscular, la fuerza, la flexibilidad y la circulación sanguínea.
  • El ejercicio, al hacer que el cerebro libere hormonas que alivian el estrés, te ayuda a reducir la ansiedad o el peso de la depresión.

Finalmente, para evitar pagar el precio después, resiste el impulso de excederte cuando te sientes bien. Si hablas con el médico y haces algunos ajustes en tu forma de vida, con la paciencia necesaria, puedes reducir la fatiga relacionada con la artritis reumatoide y recuperar el ánimo.

July 01, 2015 See more Expert Answers