Diagnóstico

Si tu hijo tiene un testículo que no se encuentra en el escroto, el médico determinará la ubicación en la ingle. Una vez que esté ubicado, el médico intentará guiarlo suavemente hacia su posición correcta en el escroto.

Tu hijo puede estar acostado, sentado o de pie durante este examen. Si tu hijo es un niño pequeño, el médico puede hacer que se siente con las plantas de los pies juntas y las rodillas hacia los costados. Estas posiciones hacen que sea más fácil encontrar y manipular el testículo.

Si el testículo es un testículo retráctil, se moverá con relativa facilidad y no volverá a ascender de inmediato.

Si el testículo de la ingle se retira inmediatamente a su ubicación original, es muy probable que sea un testículo que no descendió.

Tratamiento

Los testículos retráctiles no requieren cirugía u otro tratamiento. Es probable que un testículo retráctil descienda por sí mismo antes o durante la pubertad. Si tu hijo tiene un testículo retráctil, el médico controlará cualquier cambio de la posición del testículo en las evaluaciones anuales para determinar si permanece en el escroto, permanece retráctil o se convierte en un testículo ascendente.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Si tu hijo tiene un testículo retráctil, puede mostrarse susceptible con respecto al aspecto. Para ayudar a tu hijo a enfrentar la situación, haz lo siguiente:

  • Explícale en términos simples qué es un testículo retráctil.
  • Recuérdale que no hay nada malo en él.
  • Explícale que la posición del testículo es algo a lo que tú, tu hijo y el médico prestarán atención y corregirán, en caso de ser necesario.
  • Ayúdalo a practicar una respuesta si se burlan o le preguntan sobre el trastorno.

Preparación para la consulta

Generalmente, el médico de tu hijo puede diagnosticar un testículo retráctil. Sin embargo, si existe alguna duda sobre el diagnóstico o la necesidad de un tratamiento inmediato, es posible que lo deriven a un médico que se especializa en trastornos urinarios y problemas de los genitales masculinos en niños (urólogo pediátrico).

Prepárate para responder las siguientes preguntas en nombre de tu hijo o para ayudarlo a responder las siguientes preguntas:

  • ¿Se identificaron previamente ambos testículos como descendientes en un control pediátrico o anual?
  • ¿Cuándo notaste la ausencia del testículo en el escroto?
  • ¿Has observado esto antes?
  • ¿Tu hijo ha experimentado algún dolor en los testículos o en la ingle?
  • ¿Alguna vez trataron a tu hijo por una hernia?
  • ¿Tu hijo ha experimentado algún trauma en los genitales o la ingle?