Descripción general

Los piojos púbicos, comúnmente llamados «ladillas», son pequeños insectos que se encuentran en la región genital. Son piojos de un tipo diferente al de los piojos de la cabeza y del cuerpo. Los piojos púbicos, que miden 1/16 pulgadas (1,6 milímetros) o menos, tienen un cuerpo parecido al de un cangrejo pequeño.

La manera más frecuente de contagiarse piojos púbicos es a través de las relaciones sexuales. En el caso de los niños, los piojos púbicos pueden hallarse en las pestañas o las cejas y pueden ser indicio de abuso sexual. Sin embargo, es posible contagiarse piojos púbicos después de compartir prendas, sábanas o toallas con una persona infestada.

Los piojos púbicos se alimentan de sangre, y sus picaduras pueden provocar picazón intensa. El tratamiento supone aplicarse cremas y lociones de venta libre para matar los parásitos y sus huevos.

Síntomas

Si tienes piojos púbicos (ladillas), es posible que tengas picazón intensa en la región genital. Los piojos púbicos pueden diseminarse a otras regiones con vello corporal grueso, entre ellas:

  • Piernas
  • Tórax
  • Axilas
  • Barba o bigotes
  • Pestañas o cejas, más frecuentemente en el caso de los niños

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica sobre el tratamiento para los piojos púbicos si:

  • Los productos de venta libre no matan los piojos
  • Estás embarazada
  • Rascarte te generó abrasiones en la piel infectada

Causas

Los piojos púbicos se transmiten con mayor frecuencia durante la actividad sexual. También puedes contagiarte piojos púbicos con sábanas, mantas, toallas o prendas contaminadas.

Factores de riesgo

Las personas que padecen otras infecciones de transmisión sexual tienen mayor probabilidad de tener piojos púbicos.

Complicaciones

En general, las infestaciones de piojos en el pubis pueden tratarse con una loción o con un gel para matar piojos. No obstante, estas infestaciones algunas veces conllevan otras complicaciones, como las siguientes:

  • Manchas en la piel. Es posible que aparezcan manchas azules claras donde se han estado alimentando continuamente los piojos púbicos.
  • Infecciones secundarias. Si te rascas las picaduras de los piojos y te queda la piel en carne viva, estas heridas pueden infectarse.
  • Irritación de los ojos. Los niños que tienen piojos púbicos en las pestañas pueden padecer un tipo de conjuntivitis aguda.

Prevención

Para evitar el contagio de piojos púbicos, evita tener relaciones sexuales o compartir ropa de cama o prendas con una persona infestada. Si recibes tratamiento contra los piojos púbicos, todas las parejas sexuales deberán tratarse.