Cuidados intensivos para tu bebé prematuro

Ilustración de una habitación de la unidad de cuidados intensivos

En la unidad nenonatal de cuidados intensivos, tu bebé recibirá líquidos y nutrientes a través de un catéter intravenoso (IV), y más adelante comenzará a alimentarse de leche materna o fórmula a través de un tubo colocado en su nariz o boca. Es posible que se utilicen sensores para controlar la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la temperatura de tu bebé; y un ventilador para ayudar a que tu bebé respire.