Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

En general, el tratamiento inicial de un quiste pilonidal infectado es un procedimiento que se puede hacer en el consultorio del médico. Después de anestesiar la zona con una inyección, tu médico realiza una pequeña incisión para drenar el quiste. Si el quiste vuelve a aparecer, que es lo que suele suceder, puedes necesitar un procedimiento quirúrgico más grande que elimine el quiste por completo.

Después de la cirugía, tu médico tiene dos opciones:

  • Dejar la herida abierta. Con esta opción, la herida quirúrgica se deja abierta y se rellena con vendajes para permitir que cicatrice desde el interior hacia afuera. Este proceso tiene un tiempo de cicatrización mayor, pero, en general, hay menos riesgo de que vuelva a aparecer la infección del quiste pilonidal.
  • Cerrar la herida con puntos. Si bien el tiempo de cicatrización es menor con esta opción, hay un mayor riesgo de recurrencia. Algunos cirujanos hacen la incisión al costado del surco del glúteo, donde la cicatrización es particularmente difícil.

El cuidado de la herida después de la cirugía es de extrema importancia. Tu médico o el enfermero te darán instrucciones detalladas sobre cómo cambiar los vendajes, cómo será el proceso normal de cicatrización y cuándo tienes que llamarlo. También es posible que tengas que rasurar alrededor del sitio quirúrgico para impedir que el vello entre en la herida.

Sept. 05, 2015