Diagnóstico

Los médicos generalmente pueden diagnosticar pectus carinatum examinando el tórax. Las pruebas de diagnóstico por imágenes como las tomografías computarizadas pueden ayudar a determinar la gravedad del trastorno.

Tratamiento

El pectus carinatum se puede tratar mediante un dispositivo de inmovilización o una cirugía. Si los huesos del niño aún están en crecimiento, un dispositivo de inmovilización puede aplanar el pecho. El dispositivo de inmovilización se usa hasta 23 horas al día y los síntomas suelen mejorar en unos pocos meses. En los casos graves de pectus carinatum, la cirugía puede corregir la anomalía.