Una infección por parvovirus es una enfermedad de la infancia muy frecuente y sumamente contagiosa, a veces llamada «enfermedad de la bofetada» debido a la erupción cutánea roja que presentan las mejillas. A la infección por parvovirus también se la conoce como la «quinta enfermedad» porque, históricamente, fue una de las cinco enfermedades frecuentes durante la infancia caracterizadas por una erupción.

En la mayoría de los niños, la infección por parvovirus es leve y requiere poco tratamiento. Sin embargo, en los adultos la infección puede ser grave. La infección por parvovirus en algunas mujeres embarazadas puede llevar a graves problemas de salud para el feto. La infección por parvovirus es más grave en las personas que padecen algún tipo de anemia o que tienen el sistema inmunitario deprimido.

March 24, 2015