Estilo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si te han diagnosticado la enfermedad de Parkinson, tendrás que trabajar estrechamente con el médico para encontrar un plan de tratamiento que te ofrezca el mayor alivio de los síntomas con los mínimos efectos secundarios. Ciertos cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a convivir mejor con la enfermedad de Parkinson.

Alimentación saludable

Si bien no se ha comprobado que un alimento o una combinación de alimentos en especial ayuden con la enfermedad de Parkinson, ciertos alimentos pueden aliviar algunos de los síntomas. Por ejemplo, comer alimentos con alto contenido de fibra y beber una cantidad adecuada de líquidos puede ayudar a evitar el estreñimiento, que es frecuente en la enfermedad de Parkinson.

Una dieta equilibrada también brinda nutrientes, como ácidos grasos omega 3, que pueden ser beneficiosos para las personas con la enfermedad de Parkinson.

Ejercicio

El ejercicio puede aumentar la fuerza muscular, la flexibilidad y el equilibrio. El ejercicio también aumenta el bienestar y reduce la depresión o la ansiedad.

El médico podría sugerir que trabajes con un fisioterapeuta para aprender un programa de ejercicios adecuado para ti. También puedes probar ejercicios como caminar, nadar, hacer tareas de jardinería, bailar, hacer aquaeróbic o ejercicios de elongación.

La enfermedad de Parkinson puede alterar el sentido del equilibrio, lo que hace que sea difícil caminar a una marcha normal. El ejercicio puede mejorar el equilibrio. Estas sugerencias también pueden ayudarte:

  • Intenta no moverte demasiado rápido.
  • Al caminar, trata de apoyar primero el talón en el suelo.
  • Si notas que estás arrastrando los pies, detente y controla tu postura. Es mejor pararse derecho.
  • Mientras caminas, mira hacia adelante, no directamente hacia abajo.

Cómo evitar las caídas

En las etapas finales de la enfermedad, puedes caerte con más facilidad. De hecho, puedes perder el equilibrio con un pequeño empujón o tropiezo. Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

  • Gira en U en lugar de girar el cuerpo sobre los pies.
  • Distribuye el peso de manera uniforme entre los dos pies, y no te inclines.
  • Evita cargar objetos mientras caminas.
  • Evita caminar hacia atrás.

Actividades de la vida diaria

Las actividades de la vida diaria, como vestirse, comer, bañarse y escribir, pueden ser difíciles para las personas con la enfermedad de Parkinson. Un terapeuta ocupacional puede mostrarte técnicas para facilitarte la vida diaria.

July 07, 2015