Diagnóstico

Si tu doctor sospecha que es cáncer de páncreas, quizás pida que te hagas uno o más de los exámenes siguientes:

  • Exámenes que crean imágenes de tus órganos internos. Estos exámenes ayudan a tus doctores a visualizar tus órganos internos, incluyendo el páncreas. Las técnicas usadas para diagnosticar el cáncer de páncreas incluyen ultrasonido, exploraciones por tomografía computarizada, imágenes por resonancia magnética, y, a veces, exploraciones por tomografía por emisión de positrones.
  • Usar un microscopio para crear imágenes de tu páncreas con ultrasonido. Un ultrasonido endoscópico usa un dispositivo de ultrasonido para crear imágenes de tu páncreas del interior de tu abdomen. El dispositivo se pasa por un tubo fino y flexible (endoscopio) por el esófago y al estómago para obtener las imágenes.
  • Extrar una muestra de tejido para examinar (biopsia). Una biopsia es un procedimiento para extraer una pequeña muestra de tejido para examinarla bajo el microscopio. Tu doctor puede obtener una muestra de tejido del páncreas insertando una aguja a través de la piel y en el páncreas (aspiración con aguja fina). Puede extraer una muestra durante un ultrasonido endoscópico, guiando instrumentos especiales al páncreas.
  • Análisis de sangre. Tu doctor quizás te haga un análisis de sangre para detectar proteínas específicas (marcadores tumorales) que se desprenden de las células cancerosas del páncreas. Un examen para marcadores tumorales usado para cáncer de páncreas es el CA19-9. Pero el examen no siempre es confiable, y no está claro cuál es la mejor manera de usar los resultados del examen CA19-9. Algunos doctores miden tus niveles antes, durante, y después del tratamiento.

Si tu doctor confirma un diagnóstico de cáncer de páncreas, tratará de determinar la magnitud (etapa) del cáncer. Tu doctor va a asignar una etapa a tu cáncer de páncreas usando información de exámenes de estadiaje, lo que ayuda a determinar qué los tratamientos que más probablemente te beneficiarán.

Las etapas del cáncer de páncreas se indican con números romanos que van del 0 al IV. Las etapas con número más bajo indican que el cáncer está limitado al páncreas. Para la etapa VI, el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo.

El sistema de etapas para el cáncer continúa evolucionando y se está volviendo más complejo al mejorar los médicos el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Tu doctor usa tu etapa de cáncer para seleccionar los tratamientos que son mejores para ti.

No dudes en preguntarle a tu doctor sobre su experiencia diagnosticando cáncer de páncreas. Si tienes alguna duda, pide una segunda opinión.

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer de páncreas depende de la etapa y localización del cáncer, así como tu salud en general, y tus preferencias personales. Para la mayoría de las personas, el primer objetivo del tratamiento para el cáncer de páncreas es eliminar el cáncer si es posible. Cuando esto no es una opción, el foco puede ser mejorar tu calidad de vida y evitar que el cáncer crezca o que cause más daño.

El tratamiento puede incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia, o una combinación de estas. Cuando el cáncer de páncreas está avanzado y estos tratamientos posiblemente no ofrezcan beneficios, tu doctor te ofrecerá alivio para los síntomas (cuidados paliativos) para hacerte sentir tan cómodo como sea posible.

Cirugía

Las operaciones que se hacen a las personas con cáncer de páncreas incluyen:

  • Cirugía para tumores en la cabeza del páncreas. Si en tu caso el cáncer está localizado en la cabeza del páncreas, puedes considerar una operación conocida como el procedimiento de Whipple (pancreaticoduodenectomía).

    El procedimiento de Whipple. desde el punto de vista técnico, es una difícil operación para quitar la cabeza del páncreas, la primera parte del intestino delgado (el duodeno), la vesícula y parte del conducto biliar. En algunas situaciones part del estómago y de los nódulos linfáticos cercanos también pueden extraerse. Tu cirujano vuelve a conectar las partes restantes del páncreas, del estómago y de los intestinos para permitir que digieras la comida.

  • Cirugía para tumores en el cuerpo y la cola del páncreas. La cirugía para extraer la parte izquierda del páncreas (el cuerpo y la cola) se conoce como pancreatectomía distal. Tu cirujano tal vez también te extirpe el bazo.
  • Cirugía para extirpar todo el páncreas. En algunas personas quizás sea necesario extirpar todo el páncreas. Esto se conoce como pancreatectomía total. Puedes vivir una vida relativamente normal sin el páncreas, pero vas a necesitar remplazo de insulina y de enzimas de por vida.
  • Cirugía para tumores que afectan los vasos sanguíneos cercanos.Mucha gente con cáncer de páncreas avanzado no se considera elegible para el procedimiento de Whipple u otras cirugías de páncreas si sus tumores implican los vasos sanguíneos cercanos. En muy pocos centros médicos en los Estados Unidos, cirujanos muy especializados y con mucha experiencia llevarán a cabo estas cirugías con extirpación y reconstrucción de partes de vasos sanguíneos en pacientes seleccionados.

Cada una de estas cirugías lleva consigo el riesgo de sangrao e infección. Después de la cirugía algunas personas tienen náuseas y vómitos si el estómago tiene dificultad para vaciarse (vaciado gástrico retardado). Después de cualquiera de estos procedimientos, la expectativa es de una larga recuperación. Pasarás varios días en el hospital, y luego te recuperarás por varias semanas en casa.

Una investigación exhaustiva demuestra que la cirugía de cáncer de páncreas tiende a causar menos complicaciones cuando la lleva a cabo cirujanos con experiencia en centros donde se realizan muchas de estas operaciones. No dudes en preguntarsobre la experiencia de tu cirujano y del hospital con la cirugía de cáncer de páncreas. Si tienes alguna duda, pide una segunda opinión.

Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos para ayudar a matar las células cancerosas. Estos medicamentos pueden inyectarse en una vena o tomarse por vía oral. Quizás tomes un medicamento de quimioterapia, o una combinación.

La quimioterapia también puede combinarse con radioterapia (quimiorradiación). La quimiorradiación típicamente se usa para tratar el cáncer que se ha extendido más allá del páncreas, pero sólo a los órganos cercanos, y no a áreas distantes en el cuerpo. En centros médicos especializados, esta combinación puede ser usada antes de la cirugía para ayudar a reducir el tumor. A veces se usa después de la cirugía para reducir el riesgo de la recurrencia del cáncer de páncreas.

En las personas que tienen un cáncer de páncreas avanzado, la quimioterapia con frecuencia se usa para controlar el crecimiento del cáncer y prolongar la vida.

Radioterapia

La radioterapia usa rayos de alta energía, como los que se hacen con rayos X y protones, para destruir células cancerosas. Puedes hacerte tratamientos de radioterapia antes o después de la cirugía de cáncer, frecuentemente en combinación con quimioterapia. O quizás tu doctor recomiende una combinación de tratamientos de radioterapia y quimioterapia si tu cáncer no puede ser operado.

La radioterapia generalmente viene de una máquina que se mueve a tu alrededor, dirigiendo la radiación a puntos específicos en tu cuerpo (radiación de haz externo). En centros médicos especializados, la radioterapia puede hacerse durante la cirugía (radiación intraoperativa).

La radioterapia tradicionalmente usa rayos X para tratar el cáncer. Algunos centros médicos ofrecen radioterapia por haz de protones, que puede ser una opción para algunas personas con cancer de páncreas avanzado.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios para poner a prueba nuevos tratamientos, como terapia sistémica, y nuevos enfoques para cirugía o radioterapia. Si el tratamiento que se estudia demuestra ser más seguro y más efectivo que los tratamientos actuales, puede volverse el nuevo estándar de cuidados.

Los ensayos clínicos para cáncer de páncreas te pueden dar una oportunidad para probar nuevas terapias dirigidas, medicamentos de quimioterapia, tratamientos de inmunoterapia o vacunas.

Los ensayos clínicos no pueden garantizar una cura, y pueden tener efectos secundarios serios o inesperados. Por otro lado, los ensayos clínicos para cáncer están vigilados muy de cerca para asegurar que se realicen de la manera más segura posible. Y ofrecen acceso a tratamientos a los que de otra manera no tendrías acceso.

Habla con tu doctor sobre qué ensayos clínicos podrían ser adecuados para ti.

Cuidados de apoyo (paliativos)

El cuidado paliativo es el cuidado médico especializado que se enfoca en dar alivio al dolor y otros síntomas de una enfermedad grave. Los especialistas en cuidado paliativo trabajan contigo, tu familia y tus otros doctores para darte una capa extra de apoyo que complemente tus cuidados médicos continuos. El cuidado paliativo se puede usar cuando se hacen tratamientos agresivos, como cirugía, quimioterapia, y radioterapia.

Cuando el cuidado paliativo se usa con otros tratamientos adecuados — aun poco después del diagnóstico — las personas con cáncer pueden sentirse mejor y vivir más.

El cuidado paliativo es ofrecido por equipos de doctores, enfermeras, y otros profesionales con capacitación especial. Estos equipos de profesionales tienen como meta mejorar la calidad de vida para las personas con cáncer y sus familias. El cuidado paliativo no es lo mismo que los cuidados de hospicio o los cuidados terminales.

Medicina alternativa

Algunos enfoques de medicina integral y alternativa pueden ayudar con signos y síntomas que estés experimentando por tu cáncer o tratamientos para el cáncer.

Tratamientos para ayudarte a afrontar la angustia

Las personas con cáncer con frecuencia se sienten angustiadas. Algunas investigaciones sugieren que la angustia es más común entre la gente con cáncer de páncreas que en personas con otros tipos de cáncer.

Si estás angustiado, quizás tengas dificultades para dormir y te encuentres constantemente pensando sobre tu cáncer. Quizás te sientas enojado o triste.

Habla con tu doctor sobre tus sentimientos. Los especialistas pueden ayudarte a esclarecer tus sentimientos, y ayudarte a crear estrategias de afrontamiento. En algunos casos, la medicación puede ayudar.

La medicina integral y las terapias alternativas también te pueden ayudar a afrontar la angustia. Los ejemplos incluyen:

  • terapia de arte
  • ejercicio
  • meditación
  • terapia de música
  • ejercicio de relajación
  • espiritualidad

Habla con tu doctor si estás interesado en estas opciones de tratamiento.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Enterarte de que tienes una enfermedad que pone en peligro tu vida puede ser devastador. Algunas de las sugerencias siguientes pueden ayudarte:

  • Infórmate sobre lo que necesitas saber sobre tu cáncer. Aprende lo suficiente sobre tu cáncer para ayudarte a tomar decisiones respecto tu cuidado médico. Pídele al doctor detalles sobre tu cáncer y tus opciones para tratamiento. Pregúntale cuáles son algunas fuentes confiables para más información.

    Si haces la investigación por ti mismo, unos buenos lugares para empezar incluyen National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer) y Pancreatic Cancer Action Network (Red de Acción para el Cáncer de Páncreas).

  • Organiza un sistema de apoyo. Pide a tus amigos y a tu familia que formen una red de apoyo para ti. Ellos quizás se sientan impotentes e inseguros después de tu diagnóstico. Quizás ayudarte con tareas simples les dé algo de consuelo. Y quizás a ti te alivie no tener que preocuparte por algunas tareas. Piensa en cosas con las que deseas ayuda, como preparación de comidas o ir a tus citas.
  • Encuentra a alguien con quien puedas hablar. Aunque los amigos y familiares puedan ser tus mejores aliados, en algunos casos van a tener problemas para enfrentar el choque de tu diagnóstico. En estos casos, hablar con un consejero, trabajador social médico, o consejero pastoral o religioso puede ser útil. Pídele a tu doctor que te dé recomendaciones.
  • Conéctate con otros supervivientes de cáncer. Tal vez te consuele hablar con otros supervivientes de cáncer. Contacta a tu comité local de American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer) para encontrar grupos de apoyo para personas afectadas por el cáncer en tu área. Pancreatic Cancer Action Network (Red de Acción para el Cáncer de Páncreas) puede conectarte con un superviviente de cáncer de páncreas que puede brindarte apoyo por teléfono o correo electrónico.
  • Considera el hospicio. El cuidado en hospicio provee consuelo y apoyo para las personas enfermas en etapa terminal y sus seres queridos. Permite que la familia y los amigos — con la ayuda de enfermeros, trabajadores sociales, y voluntarios capacitados — cuiden y consuelen a un ser querido en casa o en una residencia de hospicio. El cuidado de hospicio también provee apoyo emocional, social y espiritual para las personas que están enfermas y sus seres queridos.

Preparación para la consulta

Comienza por hacer una cita con tu médico si tienes cualquier signo o síntoma que te preocupe. Te recomendará exámenes y procedimientos para investigar tus signos y síntomas. Si tu doctor determina que tienes cáncer de páncreas, puede derivarte a:

  • Un doctor que trata el cáncer (oncólogo)
  • Un doctor que usa radiación para tratar el cáncer (oncólogo radioterapeuta)
  • Un cirujano que se especializa en operaciones que involucren el tracto digestivo
  • Un doctor que diagnostica y trata trastornos digestivos (gastroenterólogo)

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a tu cita médica, como restringir tu dieta.
  • Haz una lista de tus síntomas, incluyendo cualquiera aunque no parezca estar relacionado con la razón por la que pediste la cita.
  • Haz una lista de información personal clave, incluyendo cualquier cambio o factor de estrés reciente.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas y suplementos, y sus dosis.
  • Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, para ayudarte a recordar lo que dice el médico.

Preguntas para hacerle a tu doctor

  • ¿Tengo cáncer de páncreas?
  • ¿En qué etapa está mi cáncer?
  • ¿Necesitaré más exámenes?
  • Mi cáncer, ¿se puede curar?
  • ¿Cuáles son mis opciones para tratamiento?
  • ¿Hay algún tratamiento que pueda ayudarme a vivir más tiempo?
  • ¿Cuáles son los riesgos potenciales de cada tratamiento?
  • ¿Hay algún tratamiento que usted piensa sea mejor para mí?
  • ¿Qué consejo le daría a algún amigo o miembro de su familia que estuviera en mi situación?
  • ¿Cuál es su experiencia con el diagnóstico y tratamiento de cáncer de páncreas? ¿Cuántas cirugías para este tipo de cáncer se hacen por año en este centro médico?
  • Estoy experimentando estos signos y síntomas. ¿Qué se puede hacer para ayudarme a estar más cómodo?
  • ¿Qué estudios clínicos hay para cáncer de páncreas? ¿Puedo participar en alguno?
  • ¿Puedo ser considerado para un perfil molecular de mi cáncer?
  • ¿Tiene algunos folletos u otros materiales impresos que me pueda llevar? ¿Qué sitios de web recomienda?

Qué esperar de tu doctor

Es probable que tu doctor te haga una serie de preguntas, como ser:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener síntomas?
  • ¿Cuál es la gravedad de tus síntomas? ¿Son ocasionales o continuos?
  • ¿Hay algo que mejore o empeore tus síntomas?