Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Casi siempre, una evaluación médica para verificar la dispareunia consiste en lo siguiente:

  • Una historia clínica exhaustiva. Tu médico puede preguntarte cuándo empezó el dolor, exactamente dónde te duele, cómo se siente, y si sucede con todas las parejas sexuales y en todas las posiciones. Tu médico también puede preguntarte sobre tus antecedentes sexuales, tu historia quirúrgica y tu experiencia previa de partos.

    No permitas que la vergüenza te impida dar respuestas sinceras. Estas preguntas van a dar indicios de la causa del dolor.

  • Examen pélvico. Durante un examen pélvico, el médico puede buscar signos de irritación de la piel, infecciones o problemas anatómicos. También puede intentar identificar la ubicación del dolor al aplicar presión suave en los genitales y en los músculos pélvicos.

    También puede realizar un examen visual con un instrumento llamado «espéculo» que se usa para separar las paredes de la vagina. A algunas mujeres que experimentan dolor al tener relaciones sexuales también les incomoda el examen pélvico, sin importar cuán delicado sea el médico. Puedes pedirle que se detenga en cualquier momento si te resulta muy doloroso.

  • Otras pruebas. Si el médico sospecha ciertas causas para el dolor al tener relaciones sexuales, también puede recomendarte que te hagas una ecografía pélvica.
Jan. 24, 2015