La actividad física y la pérdida de peso pueden ayudarte a respirar mejor si tienes apnea obstructiva del sueño. ¡Es hora de ponerse en movimiento!

Lo has escuchado una y otra vez: un estilo de vida activo es importante para una buena salud en general. ¿Pero sabías que la actividad física y el adelgazamiento también pueden ayudarte a respirar mejor si tienes apnea obstructiva del sueño?

Si tienes sobrepeso, es más probable que tengas tejido adicional en la parte posterior de la garganta que puede dificultar la respiración mientras duermes. Adelgazar disminuye la cantidad de veces que se interrumpe la respiración cada noche. Esto significa que duermes mejor, lo que te ayudará a mantenerte despierto durante el día.

Ventaja adicional: Adelgazar puede ayudarte a reducir la presión arterial, algo importante para cualquier persona que tenga apnea obstructiva del sueño, y mejorar tu calidad de vida.

Añadir más actividad física a tu vida diaria es una manera excelente de perder el exceso de peso. Sin embargo, añadir cualquier actividad a tu rutina normal puede favorecer tu apnea obstructiva del sueño, tanto si terminas perdiendo peso como si no.

Uno de los mejores tipos de actividad para añadir a tu estilo de vida es el ejercicio aeróbico, que es un ejercicio que utiliza más oxígeno y hace que tu corazón lata más rápido de lo normal. Estos son algunos consejos para empezar:

  • No tienes que registrar las horas en una cinta de correr. Intenta hacer unas cuantas caminatas rápidas durante la semana.
  • Haz ejercicio con un amigo. Te mantiene responsable y motivado.
  • Opta por las escaleras cuando puedas. Es una buena forma de aumentar tu ritmo cardíaco.
  • Aparca en la parte posterior de los estacionamientos. Añadir unos cuantos pasos aquí y allá es una forma sencilla de aumentar tu nivel de actividad.
  • Encuentra una actividad que te guste. ¿No te gusta correr? Trata de ir a nadar en su lugar. ¿No quieres hacer ejercicio solo? Busca una clase de baile en grupo u organiza un grupo de caminata a la hora del almuerzo con algunos compañeros de trabajo.

Intenta conseguir al menos 150 minutos de actividad física cada semana. Comienza lentamente para evitar lesiones y procura moverte más minutos cada semana a una mayor intensidad.

La incorporación de más actividad en tu vida tiene una amplia gama de beneficios para la salud. La actividad física no solo es una ayuda contra la apnea obstructiva del sueño, sino que también puede aumentar la autoestima, mejorar el estado de ánimo general y reducir el riesgo de tener muchas enfermedades crónicas.

Aug. 14, 2020