La reducción de la exposición al asbesto puede disminuir el riesgo de padecer mesotelioma.

Averigua si trabajas con asbesto

La mayoría de las personas que padecen mesotelioma estuvo expuesta a las fibras de asbesto en el trabajo. Los trabajadores que pueden encontrar fibras de asbesto son:

  • Mineros
  • Trabajadores industriales
  • Fabricantes de aislamientos
  • Constructores navales
  • Trabajadores de la construcción
  • Mecánicos automotores

Pregúntale a tu empleador si corres riesgo de exposición al asbesto en el trabajo.

Sigue las normas de seguridad de tu empleador

Sigue todas las precauciones de seguridad en tu lugar de trabajo, como usar un equipo de protección. Es posible que también se te pida que te des una ducha y te cambies la ropa de trabajo antes de hacer una pausa para el almuerzo o de irte a casa. Habla con el médico acerca de otras precauciones que puedes tomar para protegerte de la exposición al asbesto.

Adopta normas de seguridad contra el asbesto en el hogar

Las casas y los edificios más antiguos pueden contener asbesto. En muchos casos, es más peligroso quitarlo que dejarlo intacto. Destruir el asbesto puede causar que las fibras se transporten por el aire, donde pueden ser inhaladas. Consulta con expertos capacitados para detectar el asbesto en el hogar. Ellos pueden analizar el aire de tu casa para determinar si el asbesto es un riesgo para la salud. No intentes quitarlo de tu casa, contrata a un experto calificado. La Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) ofrece asesoramiento en su sitio web para tratar el asbesto en el hogar.

Oct. 23, 2015