Los signos y síntomas de la enfermedad de Lyme varían y, generalmente, aparecen en etapas.

Signos y síntomas iniciales

Generalmente, aparece un bulto rojo pequeño en el lugar de la picadura de garrapata o de la extracción de esta, y se resuelve en pocos días. Esto es normal luego de una picadura de garrapata y no indica enfermedad de Lyme.

Sin embargo, estos signos y síntomas pueden ocurrir en el transcurso de un mes después de que te hayas infectado:

  • Erupción cutánea. Entre 3 y 30 días después de una picadura de garrapata infectada, podría aparecer un área roja expandida que, a veces, se aclara en el centro y forma un patrón de tiro al blanco. La erupción cutánea (eritema migratorio) se expande lentamente con el paso de los días y puede esparcirse hasta 12 pulgadas (30 centímetros) de extensión. Generalmente, no produce picazón ni dolor.

    El eritema migratorio es una de las características específicas de la enfermedad de Lyme. Algunas personas desarrollan esta erupción cutánea en más de un lugar del cuerpo.

  • Síntomas similares a la influenza. La erupción cutánea puede estar acompañada de fiebre, escalofríos, fatiga, dolores generalizados y dolor de cabeza.

Signos y síntomas posteriores

Si la infección de Lyme no se trata, podrían aparecer nuevos signos y síntomas en las semanas o meses siguientes. Algunos de ellos son:

  • Eritema migratorio que aparece en otras zonas del cuerpo.
  • Dolor articular. Es especialmente probable que los episodios de dolor articular intenso e hinchazón te afecten las rodillas, pero el dolor puede cambiar de una articulación a la otra.
  • Problemas neurológicos. Semanas, meses o incluso años después de la infección, podrías tener inflamación de las membranas que rodean el cerebro (meningitis), parálisis temporal de un lado del rostro (parálisis de Bell), entumecimiento o debilidad en las extremidades, y movimiento muscular afectado.

Algunos de los signos y síntomas causados por la bacteria Borrelia mayonii son los siguientes:

  • Náuseas y vómitos
  • Erupciones cutáneas difusas (en lugar de una sola erupción cutánea similar de tiro al blanco frecuentemente asociada a la enfermedad de Lyme)

Signos y síntomas menos frecuentes

Varias semanas luego de la infección, algunas personas padecen lo siguiente:

  • Problemas cardíacos, como latidos del corazón irregulares. Los problemas cardíacos en raras ocasiones duran más de algunos días o semanas.
  • Inflamación ocular.
  • Inflamación del hígado (hepatitis).
  • Fatiga intensa.

Cuándo consultar al médico

Si te ha picado una garrapata y tienes síntomas

Solo una minoría de las picaduras de garrapata de patas negras provoca la enfermedad de Lyme. Cuanto más tiempo permanece adherida la garrapata a tu piel, mayor es el riesgo de que contraigas la enfermedad. Es improbable que se produzca la infección de Lyme si la garrapata está adherida durante menos de 36 a 48 horas.

Si crees tener una picadura y presentas signos y síntomas de la enfermedad de Lyme (especialmente si vives en una zona donde prevalece la enfermedad de Lyme), comunícate con el médico. El tratamiento para la enfermedad de Lyme es más eficaz si se inicia en la etapa temprana.

Consulta con el médico incluso si los síntomas desaparecen

Es importante que consultes con el médico incluso si los signos y síntomas desaparecen; la ausencia de síntomas no significa que la enfermedad se haya ido. Si no se trata, la enfermedad de Lyme puede esparcirse a otras partes del cuerpo varios meses o años luego de la infección y provocar artritis y problemas en el sistema nervioso. Las garrapatas también pueden transmitir otras enfermedades, como babesiosis o la fiebre por garrapatas de Colorado.

April 03, 2016