Cómo prepararse antes de su cita

Escrito por personal de Mayo Clinic

Probablemente, comiences con una visita a tu médico de cabecera o profesional de atención médica primaria, pero es posible que este te derive a un especialista en el diagnóstico y tratamiento de la artritis y otros trastornos inflamatorios de las articulaciones (reumatólogo). Como los síntomas del lupus pueden ser similares a muchos otros problemas de salud, debes ser paciente mientras esperas tu diagnóstico. Tu médico debe descartar otras enfermedades antes de diagnosticar lupus. Puede que necesites consultar un médico especializado en enfermedades y trastornos del sistema inmunitario (reumatólogo) para confirmar el diagnóstico o continuar el tratamiento.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, es aconsejable que escribas una lista con las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas? ¿Aparecen y desaparecen?
  • ¿Hay algo que parece provocar tus síntomas?
  • ¿Tus padres o hermanos han tenido lupus u otros trastornos autoinmunitarios?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas habitualmente?

Probablemente también te sea útil anotar preguntas para hacerle a tu médico, como:

  • ¿Cuáles son las posibles causas de mis síntomas o de mi trastorno?
  • ¿Qué exámenes recomiendas?
  • Si esos exámenes no logran identificar la causa de mis síntomas, ¿qué otras pruebas puedo llegar a necesitar?
  • ¿Hay algún tratamiento o cambio de estilo de vida que me pueda ayudar con mis síntomas ahora?
  • ¿Necesito seguir alguna restricción mientras espero el diagnóstico?
  • ¿Debería consultar a un especialista?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle al médico, no dudes en hacer preguntas cada vez que no entiendas algo durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede darte tiempo para repasar los puntos a los que quieres dedicarles más tiempo. El médico puede preguntarte:

  • ¿La exposición al sol te provoca erupciones en la piel?
  • ¿Se te ponen los dedos pálidos, entumecidos o incómodos con el frío?
  • ¿Tus síntomas comprenden problemas con la memoria o la concentración?
  • ¿En qué medida tus síntomas limitan tu capacidad en la escuela, el trabajo o tu vida personal?
  • ¿Te han diagnosticado alguna otra enfermedad?
  • ¿Estás embarazada o planeas quedar embarazada?
Nov. 18, 2014