La relación entre el síndrome de QT prolongado y el síndrome de muerte infantil súbita