La prevención de la diseminación de las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos (CRE) y otras infecciones resistentes a los antibióticos comienza con la práctica de una buena higiene de manos y el uso de antibióticos solo cuando sea necesario.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos (CRE, por sus siglas en inglés) son cepas de bacterias que son resistentes a los carbapenémicos, una clase de antibióticos usados para tratar infecciones graves. Las CRE son resistentes a la mayoría de los antibióticos utilizados comúnmente y, en algunos casos, a todos los disponibles.

A menudo llamadas "superbacterias", las bacterias resistentes a los antibióticos pueden causar infecciones de los pulmones, incluida (neumonía), las vías urinarias y la piel. Las superbacterias CRE pueden propagarse y compartir sus cualidades de resistencia a los antibióticos con las bacterias sanas del cuerpo. Estas superbacterias tienen el potencial de causar infecciones si entran en la vejiga, la sangre u otras áreas a las que no pertenecen. Cuando ocurre una infección, es difícil, si no imposible, tratarla eficazmente.

El riesgo de infecciones CRE puede ser mayor si estás internado en un hospital, necesitas ayuda para bañarte y para otras rutinas de la vida cotidiana, necesitas dispositivos como respiradores o catéteres, o tienes enfermedades graves. Tomar determinados antibióticos por mucho tiempo puede aumentar el riesgo.

Las infecciones relacionadas con CRE están asociadas con tasas altas de muerte (mortalidad). Frecuentemente, las infecciones relacionadas con CRE han causado brotes en entornos de atención médica.

La forma más importante de prevenir la propagación de CRE y otras infecciones resistentes a antibióticos es practicar un buen lavado de manos. Lávate las manos a menudo con agua y jabón o usa un desinfectante de manos a base de alcohol. Comprueba que cualquier persona que te esté cuidando también se lave las manos con frecuencia. Mantener hábitos de estilo de vida saludable, como llevar una dieta adecuada, hacer suficiente ejercicio y dormir bien también puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades.

También evita el uso excesivo e indebido de antibióticos, como tomarlos cuando no son el tratamiento adecuado. Los antibióticos están diseñados para actuar contra las infecciones producidas por bacterias, hongos y ciertos parásitos, no contra las infecciones producidas por virus.

Si te recetan un antibiótico, toma el medicamento solo como se indica y asegúrate de completar todo el tratamiento, incluso si te sientes mejor después de un par de días.

También se alienta al personal en los centros de atención médica a hacer lo siguiente:

  • Seguir las precauciones de contacto adecuadas al ponerse y quitarse las batas y los guantes
  • Minimizar el uso de dispositivos invasivos, como los catéteres urinarios
  • Establece precauciones para el control de infecciones cuando se identifiquen CRE, como garantizar que las personas infectadas tengan habitaciones privadas en los hospitales, usar guantes y batas al atenderlas y lavarse las manos antes y después de hacerlo
  • Usar y recetar antibióticos de manera adecuada
July 29, 2021