Enterobacterias resistentes a los carbapenémicos: lo que debes saber

La prevención de la propagación de las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos y de otras infecciones resistentes a los antibióticos comienza con una buena higiene de las manos y con el uso de antibióticos solo cuando es necesario.

Las ERC, que es la sigla de "enterobacterias resistentes a los carbapenémicos", son cepas de bacterias que son resistentes a los carbapenémicos, una clase de antibióticos usados para tratar infecciones graves, así como la mayoría de los otros antibióticos comúnmente usados hoy en día. En algunos casos, las ERC son resistentes a todos los antibióticos disponibles.

A menudo llamadas "superbacterias", las bacterias resistentes a los antibióticos pueden causar infecciones de los pulmones (neumonía), las vías urinarias y la piel. Las superbacterias ERC tienen la capacidad de propagarse y compartir sus cualidades de resistencia a los antibióticos con las bacterias sanas del cuerpo. Estos gérmenes tienen el potencial de causar infecciones si entran en la vejiga, la sangre u otras áreas a las que no pertenecen. Cuando ocurre una infección, es difícil, si no imposible, tratarla eficazmente.

¿Quiénes están en riesgo?

Las infecciones relacionadas con las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos se asocian con tasas de mortalidad altas y suelen ser responsables de los brotes en los entornos de cuidado de la salud. Las personas cuyos cuidados requieren dispositivos como respiradores o catéteres y tratamientos prolongados con ciertos antibióticos son más propensas a las infecciones por las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos.

Prevención de enterobacterias resistentes a los carbapenémicos

La prevención de la propagación de las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos y de otras infecciones resistentes a los antibióticos comienza con el hábito de lavarse bien las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol. Tener hábitos propios de un estilo de vida saludable como alimentarse bien, hacer suficiente ejercicio y dormir el tiempo necesario también puede reducir el riesgo de contraer enfermedades.

También es importante evitar el uso excesivo e indebido de antibióticos, como tomar antibióticos cuando estos no son el tratamiento adecuado. Los antibióticos están diseñados para combatir las infecciones causadas por bacterias, hongos y ciertos parásitos, no para combatir las infecciones causadas por virus. Si te recetan un antibiótico, toma el medicamento solo según las indicaciones y asegúrate de terminar todo el tratamiento, incluso si te sientes mejor después de un par de días.

También se les recomienda a los centros para el cuidado de la salud que:

  • Tengan las precauciones de contacto adecuadas cuando se pongan y se quiten las batas y los guantes
  • Reduzcan al mínimo el uso de dispositivos invasivos como sondas urinarias
  • Tengan las precauciones adecuadas para el control de las infecciones cuando se identifiquen las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos
  • Usen los antibióticos adecuadamente
June 13, 2018 See more In-depth