Resistencia a los antibióticos: Entender la conexión con el uso de antibióticos en animales criados para la industria de la alimentación

Para los humanos y los animales, el mal uso y abuso de los antibióticos puede llevar al desarrollo y propagación de bacterias resistentes a los antibióticos que pueden ocasionar infecciones intratables.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los antibióticos son poderosos medicamentos diseñados para matar bacterias o detener su crecimiento. Sin embargo, a veces los antibióticos pueden ser realmente dañinos. Tanto para los humanos como los animales, el mal uso o uso excesivo de antibióticos puede llevar al desarrollo o la expansión de bacterias resistentes a los antibióticos, lo cual puede dar lugar a infecciones resistentes a antibióticos.

Todos los animales tienen bacterias en sus intestinos. Todos los antibióticos administrados a animales criados para la industria de la alimentación tratan la infección y matan algunas bacterias pero, por lo regular, las bacterias resistentes sobrevivirán y se multiplicarán.

Las bacterias resistentes a antibióticos pueden entonces expandirse a:

  • Otros animales que se crían en el mismo entorno
  • Productos animales que comemos como el pollo o la res
  • Productos agrícolas, a través de agua o suelo contaminados
  • El entorno, por medio de las heces de los animales
  • Alimentos preparados, por medio de superficies contaminadas, como a la hora de picar vegetales sobre una tabla de cortar sin lavar que se utilizó para cortar pollo crudo

Las personas pueden enfermarse con infecciones resistentes a antibióticos a la hora de comer alimentos que han estado contaminados con bacterias resistentes a antibióticos y que no se han preparado correctamente, o por el manejo de animales o superficies contaminados y por no seguir el procedimiento de lavado de manos adecuado o la limpieza del entorno posteriormente.

Las infecciones resistentes a antibióticos pueden llevar a enfermedades moderadas o, en algunos casos, a enfermedades graves que pueden llevar a la muerte.

La Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos regula los antibióticos que se utilizan en humanos y en animales. En animales criados para la industria de la alimentación, los usos de antibióticos aprobados por la FDA incluyen:

  • Tratar animales enfermos
  • Controlar la enfermedad en un grupo de animales cuando algunos de ellos estén enfermos
  • Prevenir la enfermedad en un grupo de animales en riesgo de enfermarse
  • Fomentar el crecimiento y aumento de peso

La FDA y los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan que los antibióticos que son importantes para la salud humana estén limitados para su uso en animales de consumo únicamente cuando sea necesario garantizar la salud del animal y no fomentar el crecimiento. El médico que trata a los animales (veterinario) debería supervisar y asesorar sobre estos trastornos.

July 09, 2015 See more In-depth