Resistencia a los antibióticos: Entender la conexión con el uso de antibióticos en animales criados para la industria de la alimentación

Para los humanos y los animales, el mal uso y abuso de los antibióticos puede llevar al desarrollo y propagación de bacterias resistentes a los antibióticos que pueden ocasionar infecciones intratables.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los antibióticos son medicamentos potentes que se usan para eliminar las bacterias o detener su desarrollo. Sin embargo, existen ocasiones en las que, en realidad, los antibióticos pueden ser nocivos. Tanto para los seres humanos como para los animales, el uso inadecuado o excesivo de antibióticos puede provocar el desarrollo y la propagación de bacterias resistentes a los antibióticos, que, a su vez podría generar infecciones que no responden a los antibióticos.

Todos los animales tienen bacterias en el intestino. Los antibióticos que se administran a los animales destinados a la producción de alimentos tratan las infecciones y eliminan algunas bacterias, pero las bacterias resistentes a menudo sobreviven y se multiplican.

Las bacterias resistentes a los antibióticos luego pueden propagarse:

  • a otros animales criados en el mismo entorno;
  • a productos de origen animal que las personas consumen, como pollo y filetes;
  • a productos agrícolas, a través del agua o el suelo contaminados;
  • al entorno, a través de las heces de los animales;
  • a los alimentos preparados, a través de superficies contaminadas, como una tabla de cortar usada para cortar pollo y luego picar verduras sin lavarla entre un uso y el otro.

Las personas pueden contraer infecciones resistentes a los antibióticos cuando consumen alimentos que se han contaminado con bacterias resistentes a los antibióticos que no se han preparado de manera adecuada, o bien a partir de la manipulación de animales o superficies contaminados sin poner en práctica medidas adecuadas de limpieza ambiental o lavado de manos con posterioridad.

Las infecciones resistentes a los antibióticos pueden producir enfermedades leves o, en algunos casos, enfermedades graves que pueden conducir a la muerte.

Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA) regula los antibióticos que se emplean en seres humanos y en animales. En los animales criados para alimento, los usos de antibióticos aprobados por la FDA incluyen los siguientes:

  • Tratamiento de animales enfermos.
  • Control de enfermedades en un grupo de animales cuando algunos de ellos están enfermos.
  • Prevención de enfermedades en un grupo de animales que corren riesgo de contraer una infección.
  • Fomento del crecimiento y el aumento de peso.

La FDA y los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) recomiendan que los antibióticos importantes para la salud humana se usen en animales criados para la industria de la alimentación únicamente cuando resulte necesario para garantizar la salud del animal, no para favorecer el crecimiento. Un médico que trata animales (veterinario) debe supervisar estos casos y brindar asesoramiento.

Sept. 21, 2018 See more In-depth