Regreso al trabajo después del linfoma de Hodgkin

Haz que la transición de regreso al trabajo sea más fácil pensando en lo que quieres compartir y con quién.

Volver al trabajo después del tratamiento del linfoma de Hodgkin puede sentirse bien, junto con una sensación renovada de normalidad o propósito y un aumento de tu confianza. También puede causar ansiedad, ya que te preguntas cómo reaccionará la gente ante tu experiencia y cómo puede afectar tu trabajo.

Puede ser útil hablar antes de tus preocupaciones con tu médico, un trabajador social y tu empleador. También te puede resultar útil planear con anticipación lo que compartirás sobre tus experiencias y con quién.

Habla con tu médico y tu empleador.

A medida que empieces a pensar en regresar al trabajo, habla con tu médico sobre el tipo de trabajo que realizas y cualquier pregunta o preocupación que tengas sobre tu capacidad para trabajar. Si tienes preguntas sobre el empleo, pídele a tu proveedor de atención médica que te remita a un trabajador social. Un trabajador social puede darte información sobre el lugar de trabajo. En los Estados Unidos, si crees que tu capacidad funcional física se ve afectada de forma temporal o permanente por el cáncer o su tratamiento, debes conocer la Americans with Disabilities Act (Ley de Estadounidenses con Discapacidades). Los sobrevivientes del cáncer que regresan al trabajo merecen cualquier cambio o ajuste razonable en su ambiente de trabajo que permita que una persona con una discapacidad tenga las mismas oportunidades que el resto. Un trabajador social puede ayudarte a analizar tu situación y la Americans with Disabilities Act.

Si crees que podrías necesitar hacer algunos ajustes, considera hablar con tu empleador acerca de las opciones que tienes, tales como horario flexible, un arreglo de trabajo desde el hogar o equipamientos especiales. Tenga presente que sentirá fatiga, en especial a la media tarde.

Considera qué información deseas compartir

Qué y cuánto compartes sobre tu afección y experiencias con tus compañeros de trabajo depende totalmente de ti.

Mientras estás fuera para recibir tratamiento, naturalmente la gente se preocupará por ti. Puede que te resulte útil comunicarles actualizaciones generales sobre tu tratamiento, tus planes y cómo te está yendo antes de regresar al trabajo. Esto puede disminuir la ansiedad de tus compañeros de trabajo y facilitar tu regreso a tu trabajo. Si no estás preparado para proporcionar actualizaciones a tus colegas, considera pedirle a un amigo o familiar de confianza que lo haga por ti.

Al considerar lo que quieres compartir, también puede ser útil que te hagas algunas preguntas:

  • ¿Cómo es el ambiente de trabajo? ¿Qué tan cómodo me siento con mis compañeros de trabajo? ¿Y cómo es el ambiente de trabajo o la cultura general? Por ejemplo, ¿trabajas en un lugar de trabajo altamente competitivo o prefieres no concentrarte en tu cáncer en el trabajo? Si es así, es posible que desees compartir detalles limitados y solo con ciertas personas. O tal vez quieras ser muy abierto con los detalles con muchas personas, para que puedas establecer expectativas y corregir cualquier recelo que la gente pueda tener.
  • ¿Cómo podrían reaccionar mis compañeros de trabajo? Algunos colegas pueden ser muy comprensivos. Otros pueden preocuparse por tu capacidad para realizar tu trabajo. Es posible que algunas personas no sepan qué decirte. Otros pueden evitarte o parecer incómodos a tu alrededor cuando se preocupan por decir algo incorrecto o por lidiar con sus propios miedos o recuerdos que tu experiencia les trae. Cuando pienses en lo que quieres compartir, piensa en cómo responderás a las diferentes reacciones que puedan tener las personas. Para facilitar la transición, considera pedirle a un colega o supervisor de confianza que te ayude a guiar a otros sobre cómo quieres que te traten cuando regreses. Establece pautas claras sobre lo que puedes hacer.

Cuándo vuelves a trabajar y cómo lo haces, en última instancia, debe ser algo único para ti. No hay una manera correcta o incorrecta de hacerlo. Al hacer la transición del tratamiento, procura ser paciente contigo mismo y con los demás, comparte tus preocupaciones cuando sea necesario y haz lo que sea correcto para ti.

Dec. 14, 2019 See more In-depth