Mantener la intimidad durante el linfoma de Hodgkin

Lidiar con el tratamiento del cáncer y la recuperación puede ser un desafío para cualquier pareja. Pero hay medidas que puedes tomar para mantener la cercanía.

Enfrentar el linfoma de Hodgkin puede alterar tu relación de pareja. Es probable que ambos tengan que lidiar con las emociones del cáncer, tales como tristeza, ansiedad, miedo y enojo. Las funciones y responsabilidades pueden cambiar, especialmente cuando una de las partes asume el papel de cuidador.

Las siguientes son algunas ideas que pueden ayudarlos a enfrentar esos cambios y mantener fuerte la relación:

  • La comunicación es la clave. Mantén abiertas las líneas de comunicación con tus seres queridos. Ser capaz de expresar tus preocupaciones y temores acerca de lo que está sucediendo puede ayudar a cada uno de ustedes a sobrellevar la situación y mejorar su relación. Trata de acercarte a tu pareja abiertamente, haciendo preguntas para entender mejor cuáles son las razones de su comportamiento. Y reconoce que has escuchado lo que él o ella ha dicho, y que aprecias sus puntos de vista.
  • Deja que tu pareja te ayude. A su vez, exprésale que entiendes que las cosas también son difíciles para él o ella.
  • Respétense mutuamente. Haz que tu pareja participe en las decisiones importantes. Habla sobre las decisiones y tareas que quieres enfrentar sin ayuda y las que te gustaría compartir.

    Escuchar es un recurso poderoso. Reconozcan el estrés del otro y apóyense mutuamente escuchándose. Aunque no seas capaz de eliminar lo que está causando el estrés, reconocer que está ahí y compartir cómo se sienten unos con otros puede ser útil.

  • Planifica fechas. Planear tiempo juntos haciendo cosas que ambos disfrutan puede resultarte positivo. Escríbelo en un calendario para asegurarte de que suceda. Sin embargo, debido a que puedes sentirte mejor algunos días que otros, traten de ser flexibles. Es posible que los planes deban cambiar.

Buscar nuevas formas de tener intimidad

Los efectos físicos y emocionales del cáncer y su tratamiento pueden afectar tu sexualidad. La sexualidad es parte del ser humano. El amor, el afecto y la intimidad cumplen una función en las relaciones saludables. El cáncer y sus tratamientos pueden cambiar la manera en la que percibes tu cuerpo y tu capacidad de tener relaciones íntimas con tu pareja.

Para ayudar a hacer frente a estos cambios:

  • Pregúntale a tu médico acerca de los cambios sexuales que puedes esperar.
  • Trata de abrirte al cambio, y habla con tu pareja sobre tus sentimientos, preocupaciones y necesidades.
  • Quizás necesites buscar nuevas formas de tener intimidad y expresar tu amor. Mantén el contacto físico con suaves caricias o masajes, besos y abrazos.
  • Habla con tu médico acerca de cualquier preocupación que puedas tener. También puede ser útil hablar con un profesional que se especialice en sexualidad.

A medida que avances con el tratamiento y la recuperación del linfoma de Hodgkin, acepta que tu relación puede cambiar durante ese tiempo. Date a ti mismo y a tu ser querido tiempo para adaptarse. Pero mantente conectado mediante el contacto físico, y compartiendo tus pensamientos, esperanzas y preocupaciones. Además, recuerda que tu enfermedad no define quién eres. Trata de no vivir de una consulta a la otra. Y cuando compartas detalles sobre lo que te está sucediendo, no olvides preguntar por tu pareja.

Dec. 14, 2019 See more In-depth