Descripción general

Un desgarro del labrum de la cadera afecta al anillo de cartílago (labrum) que se encuentra en el borde exterior de la cavidad de la articulación de la cadera. Además de amortiguar la articulación de la cadera, el labrum actúa como un sello o junta de goma para ayudar a sostener la cabeza del fémur (que se encuentra en su extremo superior) de forma segura dentro de la cavidad de la cadera.

Los atletas que participan en deportes como hockey sobre hielo, fútbol, fútbol americano, golf y ballet corren un mayor riesgo de desarrollar desgarros del labrum de la cadera. Las anomalías estructurales de la cadera también pueden producir un desgarro del labrum de la cadera.

Síntomas

Muchos desgarros del labrum de la cadera no causan signos ni síntomas. Algunas personas, sin embargo, tienen uno o más de los siguientes:

  • Dolor en la cadera o en la ingle, a menudo empeorado por largos períodos de estar de pie, sentado o caminando
  • Una sensación de bloqueo, crujido o trabado en la articulación de la cadera
  • Rigidez o rango de movimiento limitado en la articulación de la cadera

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si los síntomas empeoran o no mejoran en un período de seis semanas.

Causas

Un desgarro del labrum de la cadera puede deberse a lo siguiente:

  • Traumatismo. Las lesiones o la dislocación de la articulación de la cadera (que pueden producirse durante accidentes automovilísticos o en la práctica de deportes de contacto, como fútbol americano o hockey) pueden provocar un desgarro del labrum de la cadera.
  • Anomalías estructurales. Algunas personas nacen con problemas de cadera que pueden acelerar el desgaste de la articulación y con el tiempo provocar un desgarro del labrum de la cadera.
  • Movimientos repetitivos. Las actividades deportivas y otras actividades físicas (como correr largas distancias, los movimientos de torsión o giro repentinos frecuentes en el golf o el sóftbol) pueden desgastar la articulación hasta ocasionar el desgarro del labrum de la cadera.

Complicaciones

Un desgarro del labrum de la cadera puede favorecer el desarrollo de osteoartritis en esa articulación en el futuro.

Prevención

Si los deportes que practicas te ponen mucha tensión en las caderas, acondiciona los músculos circundantes con ejercicios de fuerza y flexibilidad.