Una fractura de cadera es una lesión grave, con complicaciones que pueden poner en riesgo la vida. El riesgo de fractura de cadera aumenta con la edad.

Las personas mayores tienen un mayor riesgo de fractura de cadera porque los huesos tienden a debilitarse con la edad (osteoporosis). El uso de múltiples medicamentos, la visión deficiente y los problemas de equilibrio también hacen que las personas mayores sean más propensas a tropezar y caer —una de las causas más frecuentes de la fractura de cadera—.

Casi siempre, una fractura de cadera exige la reparación o el reemplazo quirúrgico, seguidos de meses de terapia física. Tomar medidas para mantener la densidad ósea y evitar las caídas pueden ayudar a prevenir la fractura de cadera.

March 11, 2015