Panorama general

La alta presión arterial es un trastorno común en el que, con el tiempo, la sangre hace suficiente presión contra las paredes arteriales como para eventualmente causar problemas de salud, como enfermedades cardíacas.

La presión arterial se determina tanto por la cantidad de sangre que bombea el corazón como por la cantidad de resistencia al flujo de la sangre en las arterias. Cuanto más sangre bombee el corazón, y más estrechas las arterias, más alta será la presión arterial.

Puedes tener presión arterial alta (hipertensión) por años sin tener síntomas. Aun sin síntomas, el daño a los vasos sanguíneos y a tu corazón se sigue produciendo y puede detectarse. La alta presión arterial no controlada aumenta tu riesgo de problemas de salud graves, incluyendo ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

La alta presión arterial generalmente aparece en un período de muchos años, y eventualmente afecta a casi todos. Afortunadamente, la presión arterial alta se puede detectar fácilmente. Y una vez que sabes que tienes presión arterial alta, puedes trabajar con tu médico para controlarla.

Síntomas

La mayoría de las personas con presión alta no presentan signos ni síntomas, aun cuando los resultados al tomar la presión muestren niveles tan altos que son peligrosos.

Unas pocas personas con presión alta quizás tengan dolores de cabeza, dificultad para respirar o sangren por la nariz, pero estos signos y síntomas no son específicos y generalmente no se presentan hasta que la alta presión arterial haya alcanzado una etapa grave o potencialmente mortal.

Cuándo debes consultar al médico

Probablemente te van a tomar la presión como parte de tu cita médica de rutina.

Pídele a tu doctor que te tome la presión por lo menos cada dos años de los 18 años en adelante. Si eres mayor de 40 años, o tienes entre 18 y 39 años y presentas un riesgo alto de presión arterial alta, pídele a tu médico que te tome la presión arterial todos los años. La presión arterial, por lo general, debe medirse en ambos brazos para determinar si hay alguna diferencia. Es importante usar un brazalete de tamaño adecuado. Tu médico probablemente recomiende tomarte la presión con más frecuencia si ya te han diagnosticado presión arterial alta o si tienes otros factores de riesgo para enfermedad cardiovascular. A los niños de 3 años y mayores generalmente se les tomará la presión como parte de su examen anual de rutina.

Si no visitas a tu doctor con regularidad, quizás puedas tomarte la presión gratis en una feria de salud u otros lugares en tu comunidad. También puedes encontrar máquinas en algunas tiendas que te tomarán la presión gratis.

Las máquinas públicas para tomar la presión, como las que se encuentran en farmacias, pueden darte información útil sobre tu presión arterial, pero también pueden tener algunas limitaciones. La precisión de estas máquinas depende de varios factores, tales como el tamaño adecuado del brazalete y el uso correcto de las máquinas. Pídele consejo al médico acerca del uso de las máquinas públicas para medir la presión arterial.

Causas

Hay dos tipos de alta presión.

Hipertensión primaria (esencial)

Para la mayoría de los adultos no hay ninguna causa identificable para la alta presión arterial. Este tipo de alta presión arterial, llamada hipertensión primaria (esencial), tiende a aparecer gradualmente a través de los años.

Hipertensión secundaria

Algunas personas tienen alta presión arterial causada por un trastorno de salud no diagnosticado. Este tipo de presión arterial alta, llamada hipertensión secundaria, tiende a aparecer repentinamente y causa una presión arterial más alta que la hipertensión primaria. Hay varios trastornos y medicamentos que pueden causar la hipertensión secundaria, incluyendo:

  • Apnea obstructiva del sueño
  • Problemas renales
  • Tumores de las glándulas suprarrenales
  • Problemas de la tiroides
  • Algunos defectos de nacimiento en los vasos sanguíneos (congénitos)
  • Algunos medicamentos, como pastillas anticonceptivas, antigripales, descongestionantes, medicamentos de venta libre para el dolor, y algunos medicamentos con receta
  • Drogas ilegales, como la cocaína y las anfetaminas
  • Abuso del alcohol o consumo crónico de alcohol

Factores de riesgo

La alta presión tiene muchos factores de riesgo, incluyendo:

  • Edad. El riesgo de tener presión alta aumenta al envejecer. Hasta la edad mediana temprana, o aproximadamente los 45 años, la presión arterial alta es más frecuente en los hombres. Es más probable que las mujeres presenten alta presión después de los 65 años.
  • Raza. La alta presión es particularmente común entre las personas de raza negra, con frecuencia se presenta a una edad más temprana que en las de raza blanca. Las complicaciones graves, como accidentes cerebrovasculares, ataques al corazón, e insuficiencia renal, también son más comunes entre las personas de raza negra.
  • Antecedentes familiares. La alta presión tiende a presentarse en familias.
  • Tener sobrepeso o ser obeso. Cuanto más peses, más sangre necesitarás para suministrar oxígeno y nutrientes a tus tejidos. Al aumentar el volumen de sangre circulada por tus vasos, también aumenta la presión sobre las paredes de las arterias.
  • No hacer actividad física. Las personas que no están activas tienden a tener una frecuencia cardíaca más elevada. Cuanto mayor es la frecuencia cardíaca, más deberá trabajar el corazón con cada contracción, y mayor será la fuerza sobre las arterias. La falta de actividad física también aumenta el riesgo de tener sobrepeso.
  • Usar productos de tabaco. Fumar o mascar tabaco no solo hace aumentar tu presión inmediata y temporariamente, las sustancias químicas en el tabaco pueden dañar el tejido que recubre las paredes de las arterias. Esto puede provocar el estrechamiento de las arterias, lo que aumenta la presión arterial. El humo de segunda mano también puede hacer subir la presión.
  • Demasiada sal (sodio) en tu dieta. Demasiada sal en tu dieta puede hacer que el cuerpo retenga líquido, lo que aumenta la presión arterial.
  • Muy poco potasio en tu dieta. El potasio ayuda a equilibrar la cantidad de sodio en tus células. Si no consumes suficiente potasio en tu dieta, o no retienes suficiente potasio, quizás acumules demasiado sodio en la sangre. /li>
  • Muy poca vitamina D en tu dieta. No hay certeza de si tener una dieta muy baja en vitamina D puede causar alta presión arterial. La vitamina D puede afectar una enzima producida por los riñones que afecta la presión arterial.
  • Tomar demasiado alcohol. Con el tiempo, tomar mucho alcohol puede dañarte el corazón. Beber más de dos copas por día para los hombres y más de una por día para las mujeres puede afectar la presión arterial.

    Si tomas alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres menores de 65 años. Una copa equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino, o 1.5 onzas de bebidas alcohólicas destiladas con una graduación de 80 unidades.

  • Estrés. Altos niveles de estrés pueden provocar un aumento temporario en la presión arterial. Si tratas de relajarte comiendo más, usando productos de tabaco o tomando alcohol, solo vas a aumentar tus problemas con la alta presión arterial.
  • Algunos trastornos crónicos. Algunos trastornos crónicos también pueden aumentar tu riesgo de alta presión, como enfermedad renal, diabetes, y apnea del sueño.

A veces el embarazo también contribuye a la alta presión.

Aunque la presión alta es más común entre los adultos, los niños también pueden estar a riesgo. Para algunos niños, la presión arterial alta es causada por los problemas en los riñones o en el corazón. Sin embargo, para una cantidad cada vez mayor de niños, los malos hábitos del estilo de vida, como una dieta poco saludable, obesidad y falta de ejercicio, contribuyen a que tengan la presión arterial alta.

Complicaciones

La presión excesiva en las paredes arteriales causada por la presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos, así como también otros órganos del cuerpo. Cuanto más alta sea tu presión arterial, y cuanto más tiempo pase antes de que la controles, mayor será el daño.

La alta presión arterial que no se controla puede causar:

  • Ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares. La alta presión arterial puede hacer que se endurezcan y se engrosen las arterias (aterosclerosis), lo que puede provocar ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares, u otras complicaciones.
  • Aneurismas. La presión arterial que sube puede hacer que tus vasos sanguíneos se debiliten y se abulten, formando un aneurisma. Si un aneurisma se rompe, puede ser mortal.
  • Insuficiencia cardíaca. Para bombear la sangre contra la presión más alta en tus vasos, el músculo del corazón se hace más grueso. Eventualmente, el músculo más grueso puede tener dificultades para bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo, lo que puede causar insuficiencia cardíaca.
  • Vasos sanguíneos debilitados y estrechos en los riñones. Esto puede prevenir que estos órganos funcionen normalmente.
  • Vasos sanguíneos más gruesos, estrechos o rotos en los ojos. Esto puede resultar en pérdida de la visión.
  • Síndrome metabólico. Este síndrome es un grupo de trastornos del metabolismo de tu cuerpo, incluyendo una circunferencia de cintura más grande; triglicéridos elevados; baja lipoproteína de alta densidad (colesterol HDL), el colesterol "bueno"; alta presión arterial; y altos niveles de insulina. Estos trastornos pueden hacer que sea más probable que aparezcan diabetes, enfermedades cardíacas, y accidentes cerebrovasculares.
  • Problemas con la memoria o la comprensión. La alta presión no controlada también puede afectar tu capacidad para pensar, recordar, y aprender. Los problemas con la memoria o la comprensión de conceptos son más frecuentes entre las personas con presión arterial alta.

Feb. 02, 2018
References
  1. What is high blood pressure? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/hbp/. Accessed April 3, 2015.
  2. What is high blood pressure? American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/AboutHighBloodPressure/What-is-High-Blood-Pressure_UCM_301759_Article.jsp. Accessed March 19, 2015.
  3. U.S. Preventive Services Task Force. Screening for high blood pressure: U.S. Preventive Services Task Force reaffirmation recommendation statement. Annals of Internal Medicine. 2007;147:783.
  4. Kaplan NM, et al. Overview of hypertension in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 19, 2015.
  5. Egan BM. Treatment of hypertension in blacks. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 19, 2015.
  6. Kaplan NM. Obesity and weight reduction in hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 19, 2015.
  7. Tobacco and blood pressure. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/PreventionTreatmentofHighBloodPressure/Tobacco-and-Blood-Pressure_UCM_301886_Article.jsp. Accessed April 3, 2015.
  8. Understand your risk for high blood pressure. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/UnderstandYourRiskforHighBloodPressure/Understand-Your-Risk-for-High-Blood-Pressure_UCM_002052_Article.jsp. Accessed March 19, 2015.
  9. Kaplan NM, et al. Potassium and hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 6, 2015.
  10. Rosen CJ, et al. The nonskeletal effects of vitamin D: An Endocrine Society scientific statement. Endocrine Reviews. 2012;33:456.
  11. High blood pressure and women. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/UnderstandYourRiskforHighBloodPressure/High-Blood-Pressure-and-Women_UCM_301867_Article.jsp. Accessed April 6, 2015.
  12. High blood pressure in children. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/UnderstandYourRiskforHighBloodPressure/High-Blood-Pressure-in-Children_UCM_301868_Article.jsp. Accessed April 6, 2015.
  13. Why blood pressure matters. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/WhyBloodPressureMatters/Why-Blood-Pressure-Matters_UCM_002051_Article.jsp. Accessed April 6, 2015.
  14. Kaplan NM, et al. Blood pressure measurement in the diagnosis and management of hypertension in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 6, 2015.
  15. Kaplan NM. Prehypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 6, 2015.
  16. Home blood pressure monitoring. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/SymptomsDiagnosisMonitoringofHighBloodPressure/Home-Blood-Pressure-Monitoring_UCM_301874_Article.jsp. Accessed April 6, 2015.
  17. James PA, et al. 2014 evidence-based guideline for the management of high blood pressure in adults: Report from the panel members appointed to the Eighth Joint National Committee (JNC 8). The Journal of the American Medical Association. 2014;311:507.
  18. Mann JFE. Choice of therapy in primary (essential) hypertension: Recommendations. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 6, 2015.
  19. Diltiazem: Drug information. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 20, 2015.
  20. FDA drug safety communication: New warning and contraindication for blood pressure medicines containing aliskiren (Tekturna). http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm300889.htm. Accessed March 20, 2015.
  21. Kaplan NM. Salt intake, salt restriction, and primary (essential) hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 6, 2015.
  22. Eckel RH, et al. 2013 AHA/ACC guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology. 2014;63:2960.
  23. Prevention and treatment of high blood pressure. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/PreventionTreatmentofHighBloodPressure/Prevention-Treatment-of-High-Blood-Pressure_UCM_002054_Article.jsp. Accessed April 8, 2015.
  24. Kaplan NM, et al. Treatment of resistant hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 8, 2015.
  25. Kaplan NM, et al. Diet in the treatment and prevention of hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 8, 2015.
  26. Dietary Guidelines for Americans, 2010. U.S. Department of Health and Human Services. http://www.cnpp.usda.gov/DGAs2010-PolicyDocument.htm. Accessed April 8, 2015.
  27. Kaplan NM. Exercise in the treatment and prevention of hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 19, 2015.
  28. Brook RD, et al. Beyond medications and diet: Alternative approaches to lowering blood pressure: A scientific statement from the American Heart Association. Hypertension. 2013;61:1360.
  29. Natural medicines in the clinical management of hypertension. Natural Medicines Comprehensive Database. http://www.naturaldatabase.com. Accessed March 19, 2015.
  30. Hypertensive crisis. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/AboutHighBloodPressure/Hypertensive-Crisis_UCM_301782_Article.jsp. Accessed April 9, 2015.
  31. Bajwa ZH, et al. Evaluation of headaches in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 6, 2015.
  32. Weinberg I, et al. The systolic blood pressure difference between arms and cardiovascular disease in the Framingham Heart Study. The American Journal of Medicine. 2014;127:209.
  33. Blood pressure monitoring kiosks aren't for everyone. U.S. Food and Drug Administration. http://www.fda.gov/forconsumers/consumerupdates/ucm402287.htm. Accessed April 9, 2015.
  34. Meigs JB. The metabolic syndrome (insulin resistance syndrome of syndrome X). http://www.uptodate.com/home. Accessed April 7, 2015.
  35. Egan BM. Treatment of hypertension in the elderly patient, particularly isolated systolic hypertension. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 7, 2015.
  36. Chlorthalidone. Micromedex 2.0 Healthcare Series. http://www.micromedexsolutions.com. Accessed April 7, 2015.
  37. 2008 Physical Activity Guidelines for Americans. U.S. Department of Health and Human Services. http://www.health.gov/PAGUIDELINES/guidelines/default.aspx. Accessed March 20, 2015.
  38. Rakel D. Hypertension. In: Integrative Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Accessed April 10, 2015.
  39. Bakris GL, et al. Blood pressure management in patients with atherosclerotic cardiovascular disease. http://www.uptodate.com/home. Accessed April 28, 2015.
  40. Alpert BS, et al. Public-use blood pressure measurement: The kiosk quandary. Journal of the American Society of Hypertension. 2014;8:739.
  41. Blood pressure monitors: Validations, papers and reviews. Dabl Educational Trust. http://www.dableducational.org/sphygmomanometers/devices_2_sbpm.html#ArmTable. Accessed May 5, 2015.
  42. AskMayoExpert. How is hypertension classified? Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  43. Sheps SG. 5 Steps to Controlling High Blood Pressure. 2nd ed. Rochester, Minn.: Mayo Clinic; 2015.
  44. Sheps SG (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. May 19, 2015.
  45. Ambulatory blood pressure monitoring and white coat hypertension in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed May 19, 2015.
  46. Hypertension in adults: Screening and home monitoring. U.S. Preventive Services Task Force. http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/Page/Document/RecommendationStatementFinal/high-blood-pressure-in-adults-screening. Accessed Nov. 3, 2015.
  47. AskMayoExpert. Hypertension. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  48. Understanding blood pressure readings. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/KnowYourNumbers/Understanding-Blood-Pressure-Readings_UCM_301764_Article.jsp#.WjqPL9jrvcs. Accessed Nov. 13, 2017.
  49. Whelton PK, et al. 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA guideline for the prevention, detection, evaluation, and management of high blood pressure in adults: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Hypertension. In press. Accessed Dec. 28, 2017.