La presión alta presenta muchos riesgos. A algunos no los puedes controlar, como ser, edad, raza, e historia familiar. Pero no te desesperes. Hay algunos factores de riesgo que sí puedes controlar, como estar pasado de peso, falta de actividad física, tomar demasiado alcohol, y estrés. Convierte en prioridad estos cambios en tu estilo de vida: 1. Baja de peso. 2. Incluye actividad física en tu rutina diaria. 3. Si tomas alcohol, hazlo con moderación: no tomes más de dos bebidas por día. 4. Aprende a controlar el estrés de maneras saludables, como relajar los músculos y respirar profundamente. 5. Evita el exceso de sal en tu dieta.

June 09, 2015