Descripción general

En el caso de la enfermedad de las válvulas cardíacas, una o más de las válvulas cardíacas no funcionan correctamente.

El corazón tiene cuatro válvulas que mantienen el flujo sanguíneo en la dirección correcta. En algunos casos, una o más de las válvulas no se abren o cierran correctamente. Esto puede hacer que se interrumpa el flujo sanguíneo a través del corazón hacia el cuerpo.

El tratamiento de las enfermedades de las válvulas cardíacas depende de la válvula que esté afectada y del tipo y la gravedad de la enfermedad. A veces, la enfermedad de las válvulas cardíacas requiere cirugía para reparar o reemplazar la válvula cardíaca.

Síntomas

Es posible que algunas personas con enfermedad de las válvulas cardíacas no presenten síntomas durante muchos años. Cuando se manifiestan los signos y síntomas, estos pueden incluir los siguientes:

  • Sonido sibilante (soplo cardíaco) cuando el médico escucha el corazón con un estetoscopio
  • Dolor en el pecho
  • Hinchazón abdominal (más común en la regurgitación tricuspídea avanzada)
  • Fatiga
  • Falta de aire, en particular cuando se está activo o recostado
  • Hinchazón de los tobillos y los pies
  • Mareos
  • Desmayo
  • Latidos irregulares del corazón

Cuándo debes consultar a un médico

Si tienes algún síntoma que pueda sugerir una enfermedad de las válvulas cardíacas, consulta con el médico. Si tienes un soplo cardíaco, el médico puede recomendarte que acudas a un cardiólogo.

Causas

Las cuatro válvulas cardíacas, que mantienen el flujo sanguíneo en la dirección adecuada, son las válvulas mitral, tricúspide, pulmonar y aórtica. Cada válvula tiene hojuelas (valvas) que se abren y cierran una vez durante cada latido del corazón. Si una o más de las válvulas no se abren o cierran correctamente, se interrumpe el flujo de sangre que pasa por el corazón hacia el resto del cuerpo.

La enfermedad de las válvulas cardíacas puede estar presente al nacer (congénita). Además, puede ocurrir en adultos debido a muchas causas y afecciones, como infecciones y otras afecciones cardíacas.

Los problemas de las válvulas cardíacas incluyen:

  • Regurgitación. Las hojuelas de la válvula no se cierran correctamente, lo que hace que la sangre se filtre en sentido inverso en el corazón. Esto ocurre comúnmente debido a que las hojuelas de la válvula se abultan hacia atrás, una afección llamada prolapso.
  • Estenosis. Las hojuelas de la válvula se engrosan o se ponen rígidas y pueden fusionarse entre sí. Esto crea una abertura más estrecha de la válvula y un flujo de sangre reducido a través de la válvula.
  • Atresia. La válvula no se forma y una capa de tejido sólida bloquea el flujo sanguíneo entre las cavidades cardíacas.

Factores de riesgo

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de presentar enfermedad de las válvulas cardíacas, entre ellos:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes de ciertas infecciones que pueden afectar el corazón
  • Antecedentes de ciertas formas de enfermedad cardíaca o ataques cardíacos
  • Presión arterial alta, colesterol alto, diabetes y otros factores de riesgo de padecer enfermedades cardíacas
  • Afecciones cardíacas presentes al momento del nacimiento (enfermedades cardíacas congénitas)

Complicaciones

La enfermedad de las válvulas cardíacas puede causar muchas complicaciones, tales como:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Coágulos sanguíneos
  • Anomalías en el ritmo cardíaco
  • Muerte