La American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) recomienda consumir pescados con alto contenido de ácidos grasos omega-3, al menos, dos veces a la semana. Los pescados grasos, como el salmón, el arenque y, en un grado menor, el atún, contienen la mayor cantidad de ácidos grasos omega-3. Comer una o dos porciones por semana parece reducir el riesgo de tener enfermedades cardíacas, en especial, muerte cardíaca súbita.

March 21, 2019