Diagnóstico

De acuerdo con las pautas de la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría), la regla de oro para diagnosticar una infestación activa de piojos de la cabeza es la identificación de una ninfa viva o de un piojo adulto.

Estas pautas recomiendan un examen del cabello húmedo lubricado con productos tales como un acondicionador capilar estándar. El médico peinará cuidadosamente el cabello de tu hijo con un peine de dientes finos (peine para liendres) desde el cuero cabelludo hasta la punta del cabello. Si no se encuentra ningún piojo vivo, es probable que el médico repita el examen completo en una segunda consulta.

Identificación de las liendres

El médico también buscará liendres en el cabello de tu hijo. Para encontrar liendres, el médico puede usar una luz especializada llamada «luz de Wood», que hace que las liendres aparezcan azuladas. Pero la identificación de las liendres no necesariamente confirma el diagnóstico de una infestación activa.

Una liendre viva necesita estar cerca del cuero cabelludo para incubar. Las liendres que se encuentran a más de aproximadamente 1/4 de pulgada (6 mm) del cuero cabelludo están probablemente muertas o vacías. Las liendres sospechosas pueden examinarse con un microscopio para determinar si están vivas, prueba de una posible infestación activa.

Si no se encuentran liendres vivas, probablemente hayan quedado de una infestación previa y no constituyen evidencia de una infestación activa.

Tratamiento

El médico probablemente recomendará un medicamento de venta libre (que se vende sin receta) que mate los piojos y algunos de los huevos. Estos medicamentos pueden no matar los huevos recién puestos. Por lo tanto, un segundo tratamiento adecuadamente programado es a menudo necesario para matar ninfas después de que eclosionan, pero antes de que se conviertan en piojos adultos.

Algunos estudios sugieren que el momento ideal para iniciar un segundo tratamiento es nueve días después del primero, pero también existen otros esquemas para volver a realizar el tratamiento. Pídele al médico instrucciones escritas para un esquema de tratamiento recomendado.

Productos que se venden sin receta

Los medicamentos que se venden sin receta se basan en la piretrina, un compuesto químico que se extrae de la flor del crisantemo y que es tóxico para los piojos. Lava el cabello de tu hijo con champú sin acondicionador antes de utilizar uno de estos tratamientos. Enjuagar el cabello con vinagre blanco antes del lavado puede ayudar a disolver el adhesivo que pega las liendres a los tallos del cabello. Sigue las instrucciones del paquete sobre cuánto tiempo debes dejar el medicamento en el cabello, y enjuaga el cabello de tu hijo sobre un lavabo con agua tibia.

Los medicamentos que se venden sin receta constan de lo siguiente:

  • Permetrina (Nix). La permetrina es una versión sintética de la piretrina. Los efectos secundarios pueden ser enrojecimiento y picazón del cuero cabelludo.
  • Piretrina con aditivos (Rid, A200 Lice Treatment). En este medicamento que se vende sin receta, la piretrina se combina con otro producto químico que aumenta la toxicidad. Los efectos secundarios pueden comprender picazón y enrojecimiento del cuero cabelludo. La piretrina no debe usarse si tu hijo es alérgico al crisantemo o a la ambrosía.

Medicamentos con receta

En algunas regiones geográficas, los piojos han desarrollado resistencia a los medicamentos de venta libre. Además, el tratamiento con medicamentos de venta libre puede fallar debido a un uso incorrecto, como no repetir el tratamiento en el momento adecuado.

Si el uso correcto de un tratamiento con medicamentos de venta libre falló, el médico puede recomendar un tratamiento con medicamentos recetados. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Alcohol bencílico (Ulesfia). Este producto no es tóxico para los piojos pero los mata al privarlos de oxígeno. Los efectos secundarios pueden ser enrojecimiento y picazón del cuero cabelludo. Se ha demostrado que el uso de alcohol bencílico para desinfectar dispositivos médicos causa convulsiones y otras reacciones graves en bebés recién nacidos. Por lo tanto, el tratamiento para los piojos con alcohol bencílico no está aprobado para su uso en niños menores de 6 meses de edad.
  • Malatión (Ovide). El Malatión está aprobado para su uso en niños mayores de 6 años. Se aplica el champú medicado, se deja secar naturalmente y se enjuaga después de ocho a 12 horas. El medicamento tiene un alto contenido de alcohol, por lo que no se puede utilizar con un secador de pelo o cerca de una llama expuesta.
  • Lindano. Este champú medicado tiene un riesgo de efectos secundarios graves, entre ellos convulsiones, y se usa solo cuando otros tratamientos han fallado. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) no recomienda usarlo en los niños. La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) advierte que no debe usarse en personas que pesen menos de 110 libras (50 kilogramos), que estén embarazadas o que estén amamantando, que tengan antecedentes de convulsiones o tengan infección por VIH.

Estilo de vida y remedios caseros

Si prefieres evitar el uso de medicamentos para tratar la infestación de piojos, puedes considerar un tratamiento casero alternativo. Hay poca evidencia clínica, o ninguna, sobre la efectividad de esos tratamientos.

Peinar pelo mojado

Peinar el pelo mojado con un peine de dientes finos para liendres quizás quite los piojos y algunas liendres. La investigación sobre la efectividad de este método no ha dado resultados definitivos.

El cabello debe estar mojado y debe usarse algún producto para lubricarlo, como acondicionador. Peina la cabeza completa desde el cuero cabelludo hasta la punta del cabello al menos dos veces por sesión. El proceso deberá repetirse cada tres a cuatro días durante varias semanas — como mínimo por dos semanas más una vez que no se encuentren más piojos.

Aceites esenciales

Estudios clínicos a pequeña escala han indicado que ciertos aceites vegetales naturales pueden tener un efecto tóxico sobre los piojos y las liendres. Estos productos incluyen:

  • Aceite de árbol de té
  • Aceite de anís
  • Aceite de ylang ylang
  • Nerolidol, un compuesto químico que se encuentra en los aceites de muchas plantas

No se exige que estos productos cumplan con los requisitos de seguridad, eficacia y fabricación de medicamentos aprobados por la FDA.

Agentes de sofocación

Hay varios productos domésticos que se usan para tratar la infestación con piojos. El razonamiento es que estos productos les quitan el aire a los piojos y a las liendres en incubación. El producto se aplica sobre el cabello, se envuelve la cabeza con un gorro de ducha y se deja actuar durante la noche. Algunos de los productos que se usan con este fin son:

  • Mayonesa
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Vaselina

En un estudio de laboratorio, se descubrió que, de estos productos, únicamente la vaselina resultó eficaz para matar una cantidad considerable de piojos. No hay mucha evidencia clínica sobre la eficacia de esos tratamientos, y no se sabe con certeza si los efectos informados son resultado del producto o de los varios lavados y peinados que se requieren para eliminar los productos aceitosos del cabello.

Deshidratación

Otra opción es utilizar una máquina que usa una aplicación de aire caliente que mata a los piojos y sus liendres por deshidratación. El uso de esta máquina requiere una capacitación especial y actualmente está disponible solo en centros profesionales de tratamiento contra piojos.

La máquina usa un aire que es más frío que el de la mayoría de los secadores de cabello y a un volumen mucho mayor para secar los piojos hasta que mueran. No debe utilizarse un secador de cabello común para lograr este resultado, ya que el aire estará demasiado caliente y podría quemar el cuero cabelludo.

Productos peligrosos que hay que evitar

Los productos inflamables, como queroseno o gasolina, nunca deben usarse para matar piojos o eliminar liendres

Limpieza del hogar

Por lo general, los piojos no viven más de un día sin alimentarse del cuero cabelludo, y las liendres no sobreviven si no se incuban a la temperatura que hay cerca del cuero cabelludo. Por lo tanto, las posibilidades de que los piojos sobrevivan en objetos del hogar son pocas.

Como precaución, puedes lavar los artículos que la persona afectada haya usado durante los últimos dos días. Las recomendaciones de limpieza incluyen las siguientes:

  • Lava los artículos con agua caliente. Lava con agua caliente y jabón la ropa de cama, los muñecos de peluche y la ropa en general, a por lo menos 130 °F (54,4 °C), y sécalos con aire muy caliente.
  • Limpia los artículos de cuidado del cabello. Limpia peines, cepillos y accesorios para el cabello con agua caliente y jabón.
  • Guarda artículos en bolsas de plástico selladas. Guarda en bolsas de plástico selladas durante dos semanas los artículos que no se puedan lavar.
  • Pasa la aspiradora. Pasa la aspiradora con cuidado sobre el piso y los muebles tapizados.

Preparación para la consulta

Consulta con el médico de familia o con el pediatra si sospechas que tu hijo tiene piojos de la cabeza. La mejor práctica para determinar si un niño tiene una infestación activa de piojos de la cabeza es la identificación de una ninfa viva o de un piojo adulto. El médico puede inspeccionar minuciosamente el cabello de tu hijo y, si es necesario, examinar elementos sospechosos bajo un microscopio antes de confirmar un diagnóstico de infestación de piojos.

May 16, 2018
References
  1. Head lice: Frequently asked questions (Piojos de la cabeza: preguntas frecuentes). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/parasites/lice/head/gen_info/faqs.html. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  2. Kimberlin DW, et al., eds. Pediculosis capitis (Pediculosis en la cabeza). En: Red Book: 2015 Report of the Committee on Infectious Diseases (Libro rojo: informe de 2015 del Comité de Enfermedades Infecciosas). 30.ª ed. Elk Grove Village, Ill.: American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría); 2015. http://aapredbook.aappublications.org. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  3. AAP updates treatment for head lice (Actualizaciones de la AAP sobre el tratamiento de los piojos de la cabeza). American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría). https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/pages/AAP-Updates-Treatments-for-Head-Lice.aspx. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  4. Devore CD, et al. Head lice (Piojos de la cabeza). Pediatrics (Pediatría). 2015;135:1355.
  5. Head lice treatment (Tratamiento para piojos de la cabeza). Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). https://www.cdc.gov/parasites/lice/head/gen_info/faqs_treat.html. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  6. Gorkiewicz-Petkow A, et al., eds. Scabicides and pediculicides (Escabicidas y pediculicidas). En: European Handbook of Dermatological Treatments (Manual Europeo de Tratamientos Dermatológicos). Varsovia, Polonia: Springer-Verlag Berlin Heidelberg; 2015.
  7. Yetman RJ. The child with pediculosis capitis (El niño con pediculosis en la cabeza). Journal of Pediatric Health Care (Revista de Cuidado de la Salud Pediátrica). 2015;29:118.
  8. Goldstein AO, et al. Pediculosis capitis (Pediculosis en la cabeza). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  9. Head lice: Diagnosis (Piojos de la cabeza: diagnóstico). Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). https://www.cdc.gov/parasites/lice/head/diagnosis.html. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  10. Anise (Anís). Natural Medicine Comprehensive Database (Base de Datos Exhaustiva de Medicamentos Naturales). http://www.naturaldatabase.com. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  11. Ylang ylang oil (Aceite de Ylang ylang). Natural Medicine Comprehensive Database (Base de Datos Exhaustiva de Medicamentos Naturales). http://www.naturaldatabase.com. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  12. Parasites: Piojos: Piojos de la cabeza. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). https://www.cdc.gov/parasites/lice/head/prevent.html. Último acceso: 16 de enero de 2017.