El glaucoma es un grupo de enfermedades del ojo que dañan el nervio óptico, el cual es vital para la buena visión. El daño es a menudo causado por la presión anormalmente alta en tu ojo.

El glaucoma es una de principales causas de ceguera en los Estados Unidos. Puede ocurrir a cualquier edad pero es más frecuente en adultos mayores.

La forma más frecuente de glaucoma no tiene signos de advertencia. El efecto es tan gradual que puede que no notes cambios en tu visión hasta que la enfermedad está en su etapa avanzada.

La visión perdida a causa del glaucoma no puede ser recuperada. Así que es importante someterse a exámenes de la vista periódicos, como los que miden la presión del ojo. Si el glaucoma se diagnostica en forma temprana, la pérdida de la visión se puede reducir o prevenir. Si tienes la enfermedad, generalmente necesitarás tratamiento por el resto de tu vida.

Sept. 15, 2015