Descripción general

Los gases y los dolores por gases pueden aparecer en los momentos más inoportunos: durante una reunión importante o en un elevador lleno de gente. Aunque expulsar gases intestinales (flatos) no es algo grave, puede ser vergonzoso.

Todo lo que causa gases intestinales o está asociado con el estreñimiento o con la diarrea puede provocar dolores por gases. En general, estos dolores se presentan cuando los gases se acumulan en los intestinos y no puedes expulsarlos. La mayoría de las personas expulsa gases, al menos, 10 veces al día.

La buena noticia es que, aunque no puedas evitar los gases y los dolores por gases, unas pocas medidas simples pueden ayudarte a reducir la cantidad de gas que produces, y aliviar las molestias y las situaciones vergonzosas.

Síntomas

Para la mayoría de las personas, los signos y síntomas de gases y dolores por gases son demasiado evidentes. Estas son algunas de ellas:

  • Expulsión de gases voluntaria e involuntaria, ya sea como eructos o flatos.
  • Dolores o retortijones agudos o punzantes en el abdomen. Estos dolores pueden manifestarse en cualquier parte del abdomen y pueden cambiar de lugar y mejorar rápidamente.
  • Sentir un «nudo» en el abdomen.
  • Inflamación y rigidez en el abdomen (hinchazón).

A veces, los dolores por gases pueden ser constantes o tan intensos que te sientes como si tuvieras algo grave.

Los gases a veces pueden confundirse con lo siguiente:

  • Enfermedad cardíaca
  • Cálculos biliares
  • Apendicitis

Cuándo consultar al médico

Se considera normal expulsar gases como flatos entre 10 y 20 veces al día. Sin embargo, esa cantidad varía según el día.

Llama al médico si los gases están acompañados por lo siguiente:

  • Dolor abdominal prolongado
  • Heces con sangre
  • Un cambio en el color y la frecuencia de las heces
  • Adelgazamiento
  • Dolor en el pecho
  • Náuseas o vómitos persistentes o recurrentes

Asimismo, habla con tu médico si los gases o los dolores por gases son tan persistentes o intensos que interfieren en tu capacidad para llevar una vida normal. En la mayoría de los casos, el tratamiento puede ayudar a reducir o aliviar el problema.

Causas

Los gases se forman cuando las bacterias en el colon fermentan hidratos de carbono que no se digieren en el intestino delgado. Desafortunadamente, los alimentos saludables y con alto contenido de fibra son los responsables. La fibra tiene muchos beneficios para la salud, como mantener el tubo digestivo en buen funcionamiento y regular los niveles de azúcar y colesterol. Pero la fibra puede causar la formación de gases.

Los alimentos con alto contenido de fibra que causan gases y dolores por gases comprenden los siguientes:

  • Frutas
  • Vegetales
  • Cereales integrales
  • Frijoles y guisantes (legumbres)

Los suplementos de fibra que contienen plantago, como el Metamucil, pueden causar estos problemas, especialmente si se los incorpora a la dieta demasiado rápido. Las bebidas carbonatadas, como las gaseosas y la cerveza, también provocan gases.

Estas son otras causas del exceso de gases:

  • Tragar aire. Tragas aire cada vez que comes o bebes. También tragas aire cuando estás nervioso, comes muy rápido, masticas goma de mascar, chupas caramelos duros o bebes con sorbete. Parte de ese aire llega al tubo digestivo inferior.
  • Otra enfermedad. El exceso de gases puede ser un síntoma de una enfermedad crónica más grave. Algunos ejemplos son la diverticulitis o una enfermedad intestinal inflamatoria, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. El exceso de gases y la hinchazón también pueden ser síntomas del crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado por causa de enfermedades como la diabetes.
  • Intolerancia a los alimentos. Si los gases y la hinchazón ocurren principalmente después de comer productos lácteos, es posible que el cuerpo no pueda descomponer el azúcar de los lácteos (lactosa). Otras intolerancias a los alimentos, especialmente al gluten (una proteína que se encuentra en el trigo y otros cereales) también pueden causar exceso de gases, diarrea y adelgazamiento.
  • Endulzantes artificiales. También es posible que el sistema no tolere los edulcorantes artificiales, como el sorbitol, el manitol y el xilitol, que están presentes en algunos alimentos, gomas de mascar y golosinas sin azúcar. Muchas personas sanas padecen gases y diarrea cuando consumen esos edulcorantes.
  • Estreñimiento. El estreñimiento puede dificultar el paso de los gases, lo que ocasiona hinchazón e incomodidad.