Mayo Clinic Minute: ¿Por qué el riesgo de congelación es mayor de lo que crees?

Mostrar la transcripción

A medida que avanza el invierno y las temperaturas descienden, tu riesgo de lesiones relacionadas con el frío, como la congelación, puede aumentar.

"Literalmente, piensa en esto como en la congelación de los tejidos", el Dr. Sanj Kakar, cirujano ortopédico de mano y muñeca de Mayo Clinic dice que la congelación es más común de lo que muchas personas piensan.

"Tendemos a ver la congelación, por ejemplo, cuando la temperatura es de 5 grados Fahrenheit con un mínimo de viento", explica el Dr. Kakar.

Si la brisa del viento cae por debajo de los 15 grados Fahrenheit negativos, lo que no se desconoce en la mitad norte de los EE. UU., la congelación se puede producir en un lapso de media hora.

Las áreas más vulnerables de la congelación son la nariz, las orejas, los dedos de las manos y de los pies.

"Inicialmente [con] las formas más leves, puedes sentir algo de dolor y un poco de adormecimiento en las puntas, pero la piel puede cambiar de color", dice el Dr. Kakar. "Puede ser roja. Puede ser blanca. O puede ser azul. Y puedes tener estas ampollas en tus manos. Y puede ser una lesión muy grave".

En los peores casos, el tejido puede morir y es posible que necesites una cirugía para extirparlo.

Entonces, ¿quién está en mayor riesgo?

"[Los que corren mayor riesgo son] ciertos pacientes con diabetes, los pacientes con antecedentes de congelación son propensos a ello, los ancianos o los niños muy pequeños, y también, por ejemplo, las personas que están deshidratadas", dice.

March 13, 2019