Diagnóstico

Es probable que el médico te diagnostique foliculitis al observarte la piel y revisar tu historia clínica. El médico puede utilizar una técnica para el examen microscópico de la piel (dermoscopia).

Si los tratamientos habituales no eliminan la infección, el médico puede usar un hisopo para tomar una muestra de la piel o el cabello infectados. La muestra se envía a un laboratorio para determinar la causa de la infección. En raras ocasiones, se hace una biopsia de la piel para descartar otras enfermedades.

Tratamiento

Los tratamientos para la foliculitis dependen del tipo y la gravedad de la enfermedad, de las medidas de cuidado personal que ya hayas probado y de tus preferencias. Las opciones incluyen medicamentos e intervenciones, como la depilación láser. Incluso si el tratamiento funciona, la infección puede reaparecer.

Medicamentos

  • Cremas o pastillas para controlar la infección. En los casos de infecciones leves, el médico puede recetarte una crema, una loción o un gel antibiótico. Por lo general, los antibióticos orales no se utilizan para la foliculitis. Sin embargo, en los casos de infección grave o recurrente, el médico puede recetarlos.
  • Cremas, champús o píldoras para combatir las infecciones fúngicas. Los antifúngicos son para las infecciones que se producen a causa de levaduras y no por bacterias. Los antibióticos no son útiles en el tratamiento de ese tipo de infecciones.
  • Cremas o píldoras para reducir la inflamación. Si tienes foliculitis eosinofílica leve, el médico puede recomendarte que pruebes una crema con esteroides para aliviar la picazón. Si tienes VIH/sida, es posible que veas una mejoría en los síntomas de la foliculitis eosinofílica después de la terapia antirretroviral.

Otras intervenciones

  • Cirugía menor. Si tienes un forúnculo de gran tamaño o ántrax, el médico puede hacerte una pequeña incisión para drenar el pus. Esto puede aliviar el dolor, acelerar la recuperación y disminuir la formación de cicatrices. Después el médico puede proteger la zona con gasa estéril en caso de que el pus continúe supurando.
  • Depilación láser. Si otros tratamientos fracasan, la depilación permanente con terapia láser puede curar la infección. Este método es costoso y suele requerir varias sesiones de tratamiento. Elimina los folículos pilosos de forma permanente, lo que reduce la densidad del vello en la zona tratada. Otros efectos secundarios posibles son manchas en la piel, formación de cicatrices y ampollas.

Estilo de vida y remedios caseros

Los casos leves de foliculitis suelen mejorar con cuidados en el hogar. Los siguientes enfoques pueden ayudar a aliviar el malestar, acelerar la curación y prevenir la propagación de una infección:

  • Aplica un paño o compresa húmeda y caliente. Haz esto varias veces al día para aliviar el malestar y ayudar a drenar la zona, si es necesario. Humedece la compresa con una solución de agua salada (1 cucharadita de sal de mesa en 2 tazas de agua).
  • Aplica antibióticos de venta libre. Prueba varios geles, cremas y jabones de venta libre para combatir la infección.
  • Aplica lociones calmantes. Trata de aliviar la picazón en la piel con una loción calmante o una crema de hidrocortisona de venta libre.
  • Limpia la piel afectada. Lava suavemente la piel infectada dos veces al día con jabón antibacteriano. Utiliza un paño y una toalla limpios cada vez que te laves, y no compartas las toallas ni los paños. Usa agua caliente y jabonosa para lavar estos elementos. También lava la ropa que ha estado en contacto con la zona afectada.
  • Protege la piel. Si es posible, deja de afeitarte, dado que la mayoría de los casos de foliculitis de la barba se resuelven unas semanas después de dejar de hacerlo.

Preparación para la consulta

Es probable que primero veas a tu médico de cabecera. Seguramente te derivará a un médico que se especialice en trastornos de la piel (dermatólogo).

Para aprovechar al máximo la consulta, una buena idea es estar bien preparado. La siguiente información te ayudará a prepararte.

Qué puedes hacer

  • Anota todo síntoma que tengas, entre ellos, los que parezcan no tener relación con la enfermedad de la piel.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Anota todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomas.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

En los casos de foliculitis, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Necesito realizarme alguna prueba?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mi enfermedad?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Qué tipos de efectos secundarios suele ocasionar el tratamiento?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Tienes folletos u otro material impreso relevante que me pueda llevar a casa? ¿Qué sitios web me recomiendas?
  • ¿Qué determinará si debo programar una visita de seguimiento?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta que te surja durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte:

  • ¿Desde hace cuánto tiempo tienes esta infección cutánea?
  • ¿Tienes antecedentes de dermatitis?
  • ¿Tu trabajo o pasatiempo te expone las manos al calor y a la humedad, como lo hace el uso de guantes de goma?
  • ¿Estuviste en un jacuzzi o en una piscina climatizada un día o dos antes de notar la erupción cutánea?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Tienes picazón en la piel? ¿Te duele al tacto?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que los empeore?

Qué puedes hacer mientras tanto

A veces, la foliculitis desaparece sin tratamiento médico. Las medidas de cuidado personal, como las compresas calientes y las cremas contra la picazón, pueden ayudar a aliviar los signos y síntomas.