Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Para ayudarte a enfrentar los espasmos esofágicos ocasionales, intenta lo siguiente:

  • Evita los factores desencadenantes. Haz una lista de los alimentos y de las bebidas que provocan tus espasmos esofágicos.
  • Elige alimentos que estén tibios o fríos. Deja reposar los alimentos y las bebidas que estén muy calientes o muy fríos unos minutos antes de comerlas o de beberlas.
  • Encuentra maneras de controlar el estrés. Los espasmos esofágicos pueden ser más frecuentes o más graves cuando estás estresado.
  • Chupa una pastilla de menta. El aceite de menta es un relajante del músculo liso y puede ayudar a aliviar los espasmos esofágicos. Coloca la pastilla de menta debajo de la lengua.
Oct. 21, 2015