Cómo lidiar con el dolor de la endometriosis

El dolor es un síntoma distintivo de la endometriosis. Además de los tratamientos médicos, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar.

El dolor es uno de los síntomas más difíciles de la endometriosis. Es común, a veces severo, y puede marginarte de las necesidades de la rutina diaria y de las cosas divertidas que quieres hacer.

Los tratamientos médicos como los analgésicos, las hormonas y la cirugía deben ayudar a controlar el dolor pélvico causado por los crecimientos a lo largo del tracto reproductivo. Pero hay cosas adicionales que puedes probar, incluidos la terapia de calor y el manejo del estrés, para ayudar a lidiar con el dolor de la endometriosis.

Terapia de calor

¿Alguna vez te has dado cuenta de lo bien que te sientes después de una ducha caliente o de acurrucarte con una taza de té caliente? La terapia de calor también es eficaz contra el dolor de la endometriosis. El calor aumenta el flujo sanguíneo y ayuda a los músculos a relajarse, lo que reduce el dolor. La terapia de calor es una terapia complementaria segura que puedes usar además de los medicamentos que tomas para lidiar con el dolor de la endometriosis. Sumérgete en una bañera caliente o aplica una compresa caliente o almohadilla térmica en el área pélvica.

Control del estrés

Los cambios en el estilo de vida, incluso las maneras de reducir el estrés, pueden ayudarte a mantener una buena salud mental y controlar el dolor. Hay una relación entre el dolor y tu salud emocional:

  • El dolor severo de la endometriosis está asociado con la depresión y el estrés.
  • El dolor también reduce la calidad de vida.
  • El bienestar mental es una parte importante de un plan de control del dolor.

Practica técnicas de control del estrés para mejorar tu salud mental y aliviar el dolor. La investigación muestra que practicar estrategias de afrontamiento positivas, como abordar el dolor directamente en lugar de centrarse en las emociones, reduce tanto el estrés como la depresión.

Para mantener controlado el estrés:

  • Trata bien a tu cuerpo. Duerme bien, sigue una dieta nutritiva y haz ejercicio con regularidad. Tanto la pérdida de grasa como el ejercicio también reducen los niveles de estrógeno en el cuerpo, lo que puede mejorar los síntomas de la endometriosis.
  • Sé positivo. Piensa en positivo y sé amable contigo.
  • Busca apoyo. Conéctate con un terapeuta, consejero o grupo de apoyo si sientes que estás teniendo dificultades. No tienes que lidiar con el dolor por tu cuenta.

Una combinación de terapias podría ayudarte a controlar el dolor de la endometriosis. Habla con tu médico sobre los tratamientos para la endometriosis, cambios en el estilo de vida, terapias complementarias y cómo encontrar el apoyo que necesitas.

June 20, 2019 See more In-depth