Diagnóstico

Tu proveedor de atención médica probablemente te pedirá una descripción y el historial de dificultades para tragar, te hará una exploración física y usará varias pruebas para determinar la causa de tu problema de deglución.

Entre los estudios se pueden incluir los siguientes:

  • Radiografía con un medio de contraste (radiografía con bario). Bebes una solución de bario que recubre el esófago, lo cual permite que se vea mejor en las radiografías. El proveedor de atención médica entonces puede ver los cambios en la forma del esófago y puede evaluar la actividad muscular.

    Tu proveedor de atención médica también puede hacer que ingieras alimentos sólidos o una pastilla recubierta de bario para observar los músculos de la garganta mientras tragas o para buscar obstrucciones en el esófago que la solución líquida de bario podría no identificar.

  • Estudio dinámico de deglución. Ingieres alimentos recubiertos de bario de diferentes consistencias. En este examen se proporciona una imagen de estos alimentos a medida que bajan por la garganta. Las imágenes podrían mostrar problemas en la coordinación de los músculos de la boca y la garganta al tragar, y determinan si el alimento está entrando en el conducto de respiración.
  • Un examen visual del esófago (endoscopia). Se pasa un instrumento delgado, flexible e iluminado (endoscopio) a través de la garganta para que el proveedor de atención médica pueda ver el esófago. El proveedor de atención médica también puede tomar biopsias del esófago para buscar inflamación, esofagitis eosinofílica, estrechamiento o un tumor.
  • Evaluación endoscópica de la deglución por fibra óptica. El proveedor de atención médica puede examinar la garganta con una cámara especial y un tubo iluminado (endoscopio) a medida que tratas de tragar.
  • Examen del músculo esofágico (manometría). En la manometría, se inserta un pequeño tubo en el esófago y se conecta a un registrador de presión para medir las contracciones musculares del esófago a medida que se traga.
  • Exploraciones por imágenes. Pueden incluir una tomografía computarizada, que combina una serie de imágenes de rayos X y procesamiento por computadora para crear imágenes transversales de los huesos y tejidos blandos del cuerpo; o una resonancia magnética, que utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes detalladas de órganos y tejidos.

Estudio de deglución FEES

Hola, Addie. Me llamo Carrie. Soy patóloga del habla. Voy a ayudarte con la evaluación de hoy. Haremos un tipo de evaluación de deglución y para hacerlo colocaremos una cámara en la nariz. Te daremos alimentos con diferentes consistencias para que tragues y observaremos cómo lo haces. Esta es la cámara que usaremos. Se introducirá en tu nariz más o menos esta distancia, muy poco después de esa línea blanca. No hay mucho espacio entre la nariz y la garganta; por lo tanto, no tiene que introducirse mucho más. No tardaremos mucho tiempo. Solo lo suficiente como para observar la anatomía, darte algo para que comas y bebas, observar cómo tragas y luego la retiraremos, ¿de acuerdo? Ahora, los diferentes alimentos que deberás tragar. Nos gustaría que tengan una variedad de consistencias, entonces será un líquido no espeso, un puré y luego algo de consistencia sólida. Colocaré un poco de colorante verde de alimentos en el líquido y en el puré para que nos permita ver mejor cuando se coloque la cámara. Bien.

Especialista en procedimientos: ¿Estás lista?

Asistente: Respira algunas veces lenta y profundamente.

Carrie: Esta es sin dudas la peor parte.

Asistente: Bien hecho.

Especialista en procedimientos: ¿Puedes ver?

Asistente: ¿Puedes verlo en el televisor?

Carrie: Solo si tú quieres.

Especialista en procedimientos: También podemos mostrarte después.

Carrie: ¿Estás preparada?

Asistente: Bebe un par de sorbos de jugo.

Carrie: Continúa y bebe un par más. Bien.

Asistente: Un poco de puré de manzana.

Carrie: Tu otra mano. Adelante, puedes comer un poco de esas. Y algo más. Puedes mover la cabeza un poco. Muy bien. Así es.

Especialista en procedimientos: ¿Terminaste?

Carrie: Terminé.

Especialista en procedimientos: Saco la cámara. Perfecto.

Asistente: ¡Lo lograste! Bien hecho.

Nota: este contenido se creó antes de la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y no describe los protocolos adecuados para la pandemia. Respeta todas las pautas recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades relativas al uso de mascarillas y al distanciamiento físico.

Tratamiento

El tratamiento de la disfagia depende del tipo o de la causa del trastorno de deglución.

Disfagia orofaríngea

Para la disfagia orofaríngea, tu proveedor de atención médica podría derivarte a un terapeuta del habla o de la deglución. La terapia podría incluir lo siguiente:

  • Aprender ejercicios. Algunos ejercicios podrían ayudarte a coordinar los músculos de deglución o a estimular los nervios que provocan el reflejo de deglución.
  • Aprender técnicas de deglución. También podrías aprender maneras de colocar la comida en la boca o formas de posicionar el cuerpo y la cabeza para ayudarte a deglutir. Los ejercicios y las técnicas nuevas de deglución podrían ayudarte si la disfagia tiene como causa problemas neurológicos como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson.

Disfagia esofágica

Los enfoques de tratamiento para la disfagia esofágica incluyen los siguientes:

  • Dilatación esofágica. Para un esfínter esofágico estrechado (acalasia) o una estenosis esofágica, el proveedor de atención médica podría usar un endoscopio con un globo especial conectado para estirar y expandir suavemente el esófago o introducir uno o más tubos flexibles para estirar el esófago (dilatación).
  • Cirugía. Para un tumor esofágico, acalasia o divertículos faringoesofágicos, es posible que necesites cirugía para despejar la vía esofágica.
  • Medicamentos. A la dificultad para deglutir asociada con la enfermedad por reflujo gastroesofágico se la puede tratar con medicamentos orales de venta por receta médica para reducir el ácido estomacal. Es posible que necesites tomar estos medicamentos durante un período prolongado.

    Podrían recomendarse medicamentos corticoides para la esofagitis eosinofílica. Para el espasmo esofágico, los relajantes musculares suaves podrían ayudar.

  • Alimentación. Dependiendo de la causa de la disfagia, tu proveedor de atención médica podría recetar una dieta especial para ayudar con los síntomas. Si tienes esofagitis eosinofílica, es posible que se utilice la alimentación a modo de tratamiento.

Disfagia grave

Si la dificultad para tragar te impide comer y beber lo suficiente y el tratamiento no te permite tragar de forma segura, es posible que el proveedor de atención médica te recomiende una sonda de alimentación. La sonda de alimentación proporciona nutrientes sin necesidad de tragar.

Cirugía

Podría ser necesaria una cirugía para aliviar los problemas de deglución causados por el estrechamiento u obstrucción de la garganta (lo que incluye las excrecencias óseas, la parálisis de las cuerdas vocales, los divertículos faringoesofágicos, la enfermedad por reflujo gastroesofágico y la acalasia), o para tratar el cáncer esofágico. La terapia del habla y la deglución generalmente es útil después de la cirugía.

El tipo de tratamiento quirúrgico depende de la causa de la disfagia. Algunos ejemplos incluyen los siguientes:

  • Miotomía laparoscópica de Heller. Esto implica cortar el músculo en el extremo inferior del esófago (esfínter) cuando no logra abrir y liberar alimentos en el estómago en personas que tienen acalasia.
  • Miotomía endoscópica por vía oral. El cirujano o gastroenterólogo utiliza un endoscopio que se inserta a través de la boca y baja por la garganta para crear una incisión en el revestimiento interno del esófago para tratar la acalasia. A continuación, como en una miotomía de Heller, el cirujano o gastroenterólogo corta el músculo en el extremo inferior del esfínter esofágico.
  • Dilatación esofágica. El proveedor de atención médica introduce un tubo iluminado (endoscopio) en el esófago e infla un globo adjunto para estirarlo (dilatación). Este tratamiento se utiliza para un músculo del esfínter tenso en el extremo del esófago (acalasia), una constricción del esófago (estenosis esofágica), un anillo anormal de tejido que se encuentra en la unión del esófago y el estómago (anillo de Schatzki) o trastornos de la motilidad. También se pueden introducir a través de la boca tubos largos y flexibles de distinto diámetro en el esófago para tratar las constricciones y los anillos.
  • Colocación de un estent. El proveedor de atención médica también puede insertar un tubo de metal o plástico (estent) para mantener abierto un estrechamiento u obstrucción en el esófago. Algunos estents son permanentes, como los de las personas con cáncer de esófago, mientras que otros se extraen más tarde.
  • Toxina botulínica A. Puede inyectarse en el músculo al final del esófago (esfínter) para que se relaje y mejore la deglución en el caso de la acalasia. Menos invasiva que la cirugía, esta técnica podría requerir administrar más inyecciones en el futuro. Es necesario hacer estudios adicionales.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes problemas para deglutir, asegúrate de consultar a un proveedor de atención médica y seguir sus consejos. Además, puedes intentar algunos de los consejos que se incluyen a continuación para ayudarte a aliviar los síntomas:

  • Cambiar tus hábitos alimenticios. Intentar comer porciones más pequeñas con más frecuencia. Cortar los alimentos en trozos más pequeños, masticarlos bien y comer más despacio. Si tienes dificultad para tragar líquidos, hay productos que puedes comprar para espesarlos.
  • Probar alimentos con diferentes texturas para ver si algunas te causan más problemas. Los líquidos livianos, como el café o el jugo, son problemáticos para algunas personas y los alimentos pegajosos, como la mantequilla de maní o el dulce de leche, pueden dificultar la deglución. Evita los alimentos que te causen problemas.
  • Limitar el consumo de alcohol y de cafeína. Estos pueden secar la boca y la garganta, lo que dificulta más la deglución.

Preparación para la consulta

Consulta con tu proveedor de atención médica si tienes dificultad para deglutir. Según la presunta causa, tu proveedor de atención médica podría derivarte con un especialista de nariz, garganta y oído, un médico que se especialice en el tratamiento de trastornos digestivos (gastroenterólogo) o un médico que se especialice en enfermedades del sistema nervioso (neurólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la cita médica.

Qué puedes hacer

Cuando programes la cita médica, pregunta si hay algo que debas hacer por adelantado, como restringir tu dieta.

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluidos los que quizás no parezcan estar relacionados con el motivo de la cita, y cuándo comenzaron.
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes, incluidas las dosis.
  • Preguntas para hacerle al proveedor de atención médica

Para la disfagia, las preguntas para hacerle al proveedor de atención médica pueden ser:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas debo hacerme?
  • ¿Esta afección es temporal o crónica?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Tengo que limitar mi dieta?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga una serie de preguntas, entre las que se incluyen las siguientes:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Hay algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Hay algo que, al parecer, empeore los síntomas? Por ejemplo, ¿hay ciertos alimentos que te cueste tragar más que otros?
  • ¿Tienes dificultad para tragar sólidos, líquidos o ambos?
  • ¿Toses o tienes arcadas cuando intentas tragar?
  • ¿Primero tuviste problemas para tragar alimentos sólidos y luego para tomar líquidos?
  • ¿Devuelves la comida (regurgitas) luego de deglutirla?
  • ¿Alguna vez has vomitado sangre o una sustancia de color negro?
  • ¿Has bajado de peso?

Qué puedes hacer mientras tanto

Hasta que tengas la cita médica, podría ser útil masticar los alimentos más despacio y con más cuidado que lo habitual. Si tienes acidez estomacal o enfermedad por reflujo gastroesofágico, trata de comer porciones más pequeñas y no comer justo antes de acostarte. Los antiácidos que puedas obtener sin una receta médica también podrían ayudarte temporalmente.

Disfagia - atención en Mayo Clinic

Dec. 14, 2021
  1. Fass R. Approach to the evaluation of dysphagia in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 21, 2021.
  2. Ferri FF. Dysphagia. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 21, 2021.
  3. Dysphagia. National Institute on Deafness and Other Communication Disorders. https://www.nidcd.nih.gov/health/dysphagia. Accessed Sept. 21, 2021.
  4. Dysphagia. Merck Manual Professional Version https://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal-disorders/esophageal-and-swallowing-disorders/dysphagia#. Accessed Sept. 21, 2021.
  5. Lembo AJ. Oropharyngeal dysphagia: Clinical features, diagnosis, and management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 24, 2021.
  6. Dysphagia. American College of Gastroenterology. https://gi.org/topics/dysphagia/. Accessed Sept. 21, 2001.
  7. Panebianco M., et al. Dysphagia in neurological diseases: A literature review. Neurological Sciences. 2020; doi:10.1007/s10072-020-04495-2.
  8. Aging and swallowing. American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery. http://www.entnet.org/content/swallowing-trouble. Accessed Sept. 25, 2021.
  9. Triggs J, et al. Recent advances in dysphagia management [version 1; peer review: 3 approved]. F1000Research. 2019; doi:10.12688/f1000research.18900.1.
  10. Wentworth MA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Sept. 29, 2021.