Los siguientes son factores de riesgo de disfagia:

  • Envejecimiento. Debido al envejecimiento natural, al desgaste normal del esófago y a un riesgo mayor de padecer ciertas enfermedades, como un accidente cerebrovascular o enfermedad de Parkinson, los adultos mayores tienen un riesgo mayor de sufrir dificultades al tragar.
  • Ciertos trastornos de salud. Las personas con ciertos trastornos neurológicos o del sistema nervioso son más propensos a experimentar dificultades para tragar.
Oct. 15, 2014