La articulación del hombro es la articulación que se luxa con más frecuencia. Debido a que se mueve en diferentes direcciones, el hombro se puede luxar hacia adelante, hacia atrás o hacia abajo, de manera total o parcial, aunque la mayoría de las luxaciones se producen en la parte delantera del hombro. Además, el tejido fibroso que une los huesos del hombro se puede estirar o desgarrar, lo que generalmente complica la luxación.

Se necesita mucha fuerza, como un golpe repentino en el hombro, para sacar los huesos de lugar. La rotación extrema de la articulación del hombro puede sacar la cabeza del húmero de la cavidad del hombro. También puede producirse una luxación parcial, en la que el húmero queda parcialmente adentro y parcialmente afuera de la cavidad del hombro.

La luxación de hombro puede ocurrir por lo siguiente:

  • Lesiones deportivas. La luxación de hombro es una lesión frecuente en deportes de contacto, como fútbol americano y hockey, y en deportes que pueden implicar caídas, como esquí alpino, gimnasia deportiva y vóley.
  • Traumatismo no relacionado con los deportes. Un golpe fuerte en el hombro durante un accidente automovilístico es una causa frecuente de luxación.
  • Caídas. Te puedes luxar el hombro en una caída, como por ejemplo una caída desde una escalera o por tropezarte con una alfombra floja.
Aug. 16, 2014