En los adultos, las causas más frecuentes de un codo dislocado son:

  • Caídas. Caerse sobre una mano extendida puede sacar de lugar el húmero en la articulación del codo.
  • Accidentes automovilísticos. El mismo tipo de impacto puede ocurrir cuando, en un accidente automovilístico, los pasajeros se inclinan para agarrarse antes de la colisión.

En niños o adolescentes, caerse sobre una mano extendida es también una de las causas frecuentes de codo dislocado.

En niños pequeños, la lesión ocurre a menudo cuando se los tironea del brazo extendido con demasiada fuerza. Las causas de tales lesiones comprenden:

  • Levantar al niño de forma inadecuada. Tratar de levantar o columpiar al niño pequeño tomándolo de los brazos puede hacer que el codo se disloque.
  • Tironearlo súbitamente. Hacer que el niño de repente baje un peldaño o el cordón mientras le tomas la mano, puede tironearle el codo y desalinearlo.
April 03, 2015