Descripción general

La miocardiopatía dilatada es una enfermedad del músculo cardíaco, que por lo general comienza en la cámara de bombeo principal del corazón (ventrículo izquierdo). El ventrículo se estira y se afina (dilatación) y no puede bombear sangre, así como lo puede hacer un corazón sano. El término "miocardiopatía" es un término general que se refiere a la anormalidad del propio músculo cardíaco.

La miocardiopatía dilatada podría no causar síntomas, pero para algunas personas puede ser potencialmente mortal. Una causa común de la insuficiencia cardíaca, la incapacidad del corazón para suministrar suficiente sangre al cuerpo, la miocardiopatía dilatada también puede contribuir a latidos irregulares (arritmias), coágulos sanguíneos o muerte súbita.

La enfermedad afecta a personas de todas las edades, incluidos bebés y niños, pero es más frecuente en hombres de 20 a 50 años.

Síntomas

Si tienes miocardiopatía dilatada, es probable que tengas signos y síntomas de insuficiencia cardíaca o arritmias que se producen por la enfermedad. Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Fatiga
  • Dificultad para respirar (disnea) cuando estás activo o acostado
  • Menor capacidad para hacer ejercicio
  • Hinchazón (edema) en las piernas, los tobillos y los pies
  • Hinchazón del abdomen debido a la acumulación de líquido (ascitis)
  • Dolor en el pecho
  • Sonidos adicionales o inusuales que se escuchan cuando late el corazón (soplos cardíacos)

Cuándo consultar al médico

Si tienes dificultad para respirar u otros síntomas de cardiomiopatía dilatada, consulta con el médico lo antes posible. Llama al 911 o al número local de emergencias si sientes dolor en el pecho por más de unos pocos minutos o tienes dificultad grave para respirar.

Si un familiar tiene cardiomiopatía dilatada, habla con tu médico para saber si tú o tus familiares deberían realizarse exámenes para detectar la enfermedad. La detección temprana mediante análisis genéticos puede beneficiar a las personas con formas hereditarias de cardiomiopatía dilatada que no tienen signos o síntomas evidentes.

Causas

A menudo, no puede determinarse la causa de la miocardiopatía dilatada. Sin embargo, numerosos factores pueden causar que el ventrículo izquierdo del corazón se dilate y se debilite, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Abuso de alcohol
  • Ciertos medicamentos contra el cáncer
  • El consumo y abuso de la cocaína
  • Infecciones, incluidas aquellas que pueden producirse por bacterias, virus, hongos y parásitos
  • Exposición a toxinas, como plomo, mercurio y cobalto
  • Arritmias
  • Complicaciones en las últimas etapas del embarazo

Factores de riesgo

La miocardiopatía dilatada ocurre con mayor frecuencia en hombres, de 20 a 50 años. Pero también puede ocurrir en las mujeres. Otros factores de riesgo incluyen los siguientes:

  • Daño al músculo cardíaco por un ataque cardíaco
  • Antecedentes familiares de miocardiopatía dilatada
  • Inflamación del músculo cardíaco de trastornos del sistema inmunitario, como lupus
  • Trastornos neuromusculares, como distrofia muscular

Complicaciones

Las complicaciones de una cardiomiopatía dilatada comprenden:

  • Insuficiencia cardíaca. Un flujo sanguíneo deficiente desde el ventrículo izquierdo puede derivar en una insuficiencia cardíaca. Es posible que tu corazón no esté en condiciones de suministrarle a tu cuerpo la sangre que necesita para funcionar correctamente.
  • Insuficiencia valvular cardíaca. El agrandamiento del ventrículo izquierdo puede dificultar el cierre de las válvulas cardíacas, y causar así un reflujo sanguíneo y reducir la eficacia de bombeo del corazón.
  • Acumulación de líquidos (edema). La acumulación de líquidos se puede producir en los pulmones, abdomen, piernas y pies (edema).
  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias). Los cambios en la estructura cardíaca y en la presión de las cavidades del corazón pueden derivar en la aparición de arritmias.
  • Paro cardíaco repentino. Una cardiomiopatía dilatada puede hacer que el corazón deje de latir en forma súbita.
  • Coágulos sanguíneos (émbolos). El estancamiento de sangre (estasis) en el ventrículo izquierdo puede derivar en coágulos sanguíneos, los cuales pueden ingresar al torrente sanguíneo, cortar la circulación de la sangre hacia los órganos vitales y causar un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco o dañar otros órganos. Las arritmias también pueden causar coágulos sanguíneos.

Prevención

Los hábitos de un estilo de vida saludable ayudan a prevenir o minimizar los efectos de la cardiomiopatía dilatada. Si tienes cardiomiopatía dilatada:

  • No fumes.
  • No bebas alcohol o bebe con moderación.
  • No consumas cocaína u otras drogas ilegales.
  • Sigue una dieta saludable, en especial, una con bajo contenido de sal (sodio).
  • Mantén un peso saludable.
  • Sigue un régimen de ejercicios según las recomendaciones de tu médico.
  • Duerme y descansa lo suficiente.