Descripción general

La hiperostosis esquelética idiopática difusa es un endurecimiento óseo (calcificación) de los ligamentos en las zonas donde se unen a la espina dorsal.

La hiperostosis esquelética idiopática difusa, también conocida como «enfermedad de Forestier», suele no causar síntomas ni requerir tratamiento. Los síntomas más frecuentes son dolor leve a moderado y rigidez en la parte superior de la espalda. La hiperostosis esquelética idiopática difusa también puede afectar el cuello y la parte inferior de la espalda. Algunas personas tienen hiperostosis esquelética idiopática difusa en otras zonas, como los hombros, los codos, las rodillas y los talones.

La hiperostosis esquelética idiopática difusa es un trastorno no inflamatorio que puede ser progresivo. A medida que empeora, puede provocar complicaciones graves.

Síntomas

Posiblemente, no tengas signos ni síntomas si padeces hiperostosis esquelética idiopática difusa. Para aquellos que tienen signos y síntomas, la porción superior de la espalda (columna vertebral torácica) es la más afectada. Algunos signos y síntomas son los siguientes:

  • Rigidez. La rigidez puede ser más perceptible por la mañana.
  • Dolor. Es posible que sientas dolor en la espalda o en otras zonas afectadas, como los hombros, los codos, las rodillas o los talones.
  • Pérdida de la amplitud de movimiento. Tal vez la observes más cuando te estires de lado a lado.
  • Dificultad para tragar o voz ronca. Es posible que experimentes esto si padeces hiperostosis esquelética idiopática difusa en el cuello.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes dolor o rigidez persistente en alguna articulación o en la espalda.

Factores de riesgo

No está clara la causa de la hiperostosis esquelética idiopática difusa, pero los médicos tienen una idea de qué cosas pueden aumentar el riesgo de que padezcas este trastorno. Los factores de riesgo son los siguientes:

  • Sexo. Los hombres tienen más probabilidades de padecer hiperostosis esquelética idiopática difusa.
  • La edad avanzada. La hiperostosis esquelética idiopática difusa es más frecuente en los adultos mayores, especialmente, en personas de más de 50 años.
  • Diabetes y otras enfermedades. Las personas con diabetes tipo 2 tienen más probabilidades de padecer hiperostosis esquelética idiopática difusa que quienes no tienen diabetes. El riesgo también es mayor cuando hay otros trastornos que aumentan los niveles de insulina en el organismo, como la hiperinsulinemia, la prediabetes y la obesidad.
  • Ciertos medicamentos. El consumo prolongado de medicamentos llamados «retinoides», como la isotretinoína (Amnesteem, Claravis y otros), que son similares a la vitamina A, aumenta el riesgo de hiperostosis esquelética idiopática difusa. Sin embargo, no está claro si el consumo elevado de vitamina A aumenta el riesgo.

Complicaciones

Las personas que padecen hiperostosis esquelética idiopática difusa corren riesgo de sufrir ciertas complicaciones, como las siguientes:

  • Discapacidad. La pérdida de la amplitud de movimiento en la articulación afectada puede dificultar el uso de esa articulación. Por ejemplo, la hiperostosis esquelética idiopática difusa en el hombro puede dificultar el uso del brazo.
  • Dificultad para tragar. Los espolones óseos en el cuello pueden ejercer presión en el esófago. La presión que ejercen los espolones óseos también puede provocar voz ronca o apnea del sueño, un trastorno del sueño en el cual la respiración se suspende repetidamente. En raras ocasiones, puede convertirse en un problema grave y hacer que sea necesaria una cirugía para eliminar los espolones óseos.
  • Fractura de columna. La hiperostosis esquelética idiopática difusa puede aumentar el riesgo de que se fracturen los huesos de la columna vertebral, en especial, si tienes una enfermedad de moderada a grave. Incluso las lesiones leves pueden producir fracturas. Es posible que necesites cirugía para reparar las fracturas.

Feb. 24, 2018
References
  1. Helfgott SM. Diffuse idiopathic skeletal hyperostosis (DISH). http://www.uptodate.com/home. Accessed Aug. 20, 2015.
  2. Mader R, et al. Extraspinal manifestations of diffuse idiopathic skeletal hyperostosis. Rheumatology. 2009;48:1478.
  3. Terzi R. Extraskeletal symptoms and comorbidities of diffuse idiopathic skeletal hyperostosis. World Journal of Clinical Cases. 2014;9:422.

Hiperostosis esquelética idiopática difusa