Escuché que la terapia con aspirina no ayuda a prevenir los problemas cardíacos cuando una persona tiene diabetes y enfermedad arterial periférica. ¿Debería seguir con esta terapia?

Respuesta de M. Regina Castro, M.D.

La diabetes aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular relacionado con coágulos (eventos cardiovasculares). La arteriopatía periférica, una afección en la que las arterias se estrechan, reduciendo el flujo sanguíneo a los brazos y las piernas, también aumenta el riesgo de eventos cardiovasculares.

La aspirina interfiere con la capacidad de coagulación de la sangre. Debido a que la diabetes aumenta el riesgo de eventos cardiovasculares, se recomienda la terapia diaria con aspirina como parte de un plan de control de la diabetes. Pero es probable que necesites consultar con el médico para determinar si recomendaría tomar aspirina, basándose en tu riesgo cardiovascular y de hemorragias.

La investigación ha demostrado que la terapia con aspirina es efectiva para reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular relacionado con coágulos si se ha experimentado un evento cardiovascular previo.

La terapia con aspirina también parece reducir estos riesgos si se experimentan síntomas de arteriopatía periférica, como calambres en las piernas, entumecimiento o debilidad.

Lo que está menos claro es si la aspirina reduce el riesgo de un evento cardiovascular si no se ha experimentado uno antes y no se tiene síntomas de arteriopatía periférica. Se necesita más investigación sobre los beneficios y riesgos potenciales de la terapia con aspirina en estas personas. La terapia con aspirina tiene riesgos potenciales y efectos secundarios, como úlceras hemorrágicas y accidente cerebrovascular causado por una fuga o ruptura de un vaso sanguíneo.

Si tienes diabetes, arteriopatía periférica o ambas, pregúntale al médico acerca de la terapia diaria con aspirina, incluso qué concentración de aspirina sería la mejor para ti.

With

M. Regina Castro, M.D.

March 03, 2020